¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

14°
12 de Abril,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

El Gobierno va por otro round con los cambios de la Ley Bases

Milei, Villarruel y Francos buscan resetear el diálogo con gobernadores.
Miércoles, 21 de febrero de 2024 00:46

Operativo seducción, "poroteo" o reseteado. Para el caso es lo mismo: el Gobierno busca retomar el diálogo con los gobernadores con el objetivo de sacar las reformas legislativas que había encarado con la Ley Bases y el mega DNU.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Operativo seducción, "poroteo" o reseteado. Para el caso es lo mismo: el Gobierno busca retomar el diálogo con los gobernadores con el objetivo de sacar las reformas legislativas que había encarado con la Ley Bases y el mega DNU.

Con la mirada puesta en el 1 de marzo hacia adelante, cuando el año legislativo comience a rodar, el Poder Ejecutivo espera avanzar con proyectos como la reforma previsional (tiene pendiente la nueva fórmula del cálculo de las jubilaciones), la reforma laboral que figura en el DNU 70/23 (frenada por la Justicia) e incluso se habla de una reforma previsional y hasta cambios que al Congreso como la reducción de asesores de los legisladores.

Aún no ese definió si insistirán con la mega ley o si la dividirán en proyectos más chicos; sí está claro que volverán al Congreso y para eso el Gobierno necesita los legisladores que responden a los mandatarios locales.

El primer paso lo dio el presidente Javier Milei el lunes cuando se reunió con el gobernador radical de Corrientes, Gustavo Valdés. El encuentro fue breve, pero suficiente para abrir un canal de diálogo.

El lunes y ayer, la vicepresidente Victoria Villarruel -que asistió en Salta a los actos por los 211 años de la Batalla de Salta- tuvo contacto con los gobernadores norteños: el dueño de casa Gustavo Sáenz, el misionero Hugo Passalacqua, el tucumano Osvaldo Jaldo, el catamarqueño Raúl Jalil y el jujeño Carlos Sadir. Trascendió que la conversación fue bastante formal pero suficiente como para romper el hielo y hablar de los proyectos que el Gobierno quiere enviar al Congreso y la esperanza de que reciba el apoyo de los legisladores de esas provincias.

El que desplegó abiertamente su rol político fue el ministro del Interior, Guillermo Francos, quien también estuvo en Salta, y más allá de las formalidades y sonrisas públicas en los actos por la Batalla de Salta, por la tarde se reunió con los cinco gobernadores norteños en Finca Las Costas, donde les habló de "abrir un espacio de diálogo" porque para gobernar el mileismo necesita leyes que establezcan reformas y libertad de acción a través de superpoderes. Ambas cosas quedaron truncas con el fracaso de la ley ómnibus.

"El Presidente necesita herramientas y facultades para gobernar y no estar pasando todo el tiempo por el Congreso. El sabe que tiene minoría parlamentaria", les habría dicho el ministro político a los mandatarios provinciales.

El operativo "diálogo" continuará con una visita de Francos a Mendoza, para la fiesta de la Vendimia. Allí se verá con el gobernador Alfredo Cornejo, uno de los que no figura en la lista de "traidores" de Milei.

 

Temas de la nota

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Temas de la nota

PUBLICIDAD