¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

16°
18 de Abril,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

La reversión del Gasoducto del Norte, clave para la región

Apremian los tiempos, ya que desde Bolivia no garantizan los envíos para el invierno. Hay temor en la industria.
Martes, 05 de marzo de 2024 09:17

"Quiero volver a recalcar mi pedido de reversión del gasoducto Néstor Kirchner. Estamos en marzo, venimos anticipando al gobierno, en junio nos vamos a quedar sin gas porque Bolivia no nos va a proveer (de gas)". La frase le pertenece al gobernador Gustavo Sáenz, quien el pasado 1 de marzo en la apertura del período de sesiones de la Legislatura provincial hizo referencia a este tema, uno de los tantos que ocupan a los estados provinciales en este particular momento que vive la Argentina. Sáenz, en su alocución, reclamó el hecho de que en este contexto podrían ser siete las provincias "sin gas natural, sin gas para la industria, para la producción, no nos merecemos eso, le dimos gas a todo el país".

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

"Quiero volver a recalcar mi pedido de reversión del gasoducto Néstor Kirchner. Estamos en marzo, venimos anticipando al gobierno, en junio nos vamos a quedar sin gas porque Bolivia no nos va a proveer (de gas)". La frase le pertenece al gobernador Gustavo Sáenz, quien el pasado 1 de marzo en la apertura del período de sesiones de la Legislatura provincial hizo referencia a este tema, uno de los tantos que ocupan a los estados provinciales en este particular momento que vive la Argentina. Sáenz, en su alocución, reclamó el hecho de que en este contexto podrían ser siete las provincias "sin gas natural, sin gas para la industria, para la producción, no nos merecemos eso, le dimos gas a todo el país".

¿Cuál es en la actualidad la situación de la industria del gas en el norte argentino, otrora el segundo productor de este hidrocarburo que por décadas impulsó el desarrollo industrial y productivo de todo el país? Es la pregunta que se hacen los salteños, jujeños y formoseños, cuyas provincias comparten la misma cuenca geológica del NOA. Este es un momento bisagra de la República Argentina que está envuelta en un verdadero torbellino en materia política, social, económica y productiva.

Como primer detalle, que no es menor, se puede mencionar el hecho de que la República de Bolivia que es uno de los principales proveedores de gas a nuestro país ya anticipó que no podrá cumplir con sus compromisos, que al ser suscriptos tenían vigencia hasta el 2026 y mediante los cuales se garantizaba la entrega de gas. El tema es Bolivia ya no podrá cumplir ese compromiso porque está sufriendo una retracción de sus campos productores, ubicados en el sur del país. Si bien es cierto que actualmente Bolivia sigue inyectando unos 5 millones de metros cúbicos por día y no hay una confirmación de que esos envíos se suspendan de manera definitiva en las próximas semanas. Sin embargo, esta situación no deja de generar preocupación en una industria en la que todos los procesos están integrados, ya que, por ejemplo, la falta de gas boliviano podría resentir mucho más el funcionamiento del Complejo Campo Durán de por sí muy frágil, debido a un factor que es preponderante y determinante: la falta de materia prima gas y petróleo que emergen de los campos salteños, jujeños y formoseños para ser procesados en la refinería.

Reversión del Gasoducto Norte

La reversión del Gasoducto Norte que desde hace meses ocupa la primera plana de los periódicos de la Argentina, es una obra complementaria al Gasoducto Presidente Néstor Kirchner (GPNK) para llevar el gas del Yacimiento Vaca Muerta -ubicado en la provincia de Neuquén, que cuenta con uno de los recursos de petróleo y gas de esquisto con mayor potencial a nivel mundial- a la demanda residencial, industrial y de generación eléctrica de Córdoba, Tucumán, La Rioja, Catamarca, Santiago del Estero, Salta y Jujuy a partir del próximo invierno frente a la decisión de la estatal boliviana YPFB de reducir los envíos del hidrocarburo hacia nuestro país, como consecuencia de la declinación de la producción de gas de sus campos ubicados en el sur del vecino país y colindantes con las áreas norteñas de Argentina.

El primer anuncio sobre este mega proyecto se realizó en agosto del año pasado en la localidad cordobesa de Tío Pujio. Allí también participaron los gobernadores de Salta, Gustavo Sáenz; de Santiago del Estero, Gerardo Zamora; de Jujuy, Carlos Sadir; de La Rioja, Ricardo Quintela y de Tucumán, en ese momento Juan Manzur.

Las tareas de reversión implicarán el cambio de dirección del flujo gasífero, cambiando el sentido de la inyección de gas de las instalaciones que pasará de ser norte-sur a sur-norte; de esta forma el gas de Vaca Muerta abastecerá al Norte argentino y garantizará la energía que la región necesita para sus habitantes y su diversificación industrial. Por la urgencia de la misma la obra que demanda una inversión que supera los 700 millones de dólares se priorizó antes que el segundo antes que el segundo tramo del gasoducto Nestor Kirchner, para resolver las exigencias del próximo invierno asegurando el suministro de gas del norte argentino,   

El gasoducto está conformado por 3 obras diferentes que incluye la construcción de 1 gasoducto entre Tío Pujio-La Carlota en Córdoba (cercanías de Villa María) que consiste en 122 km, 2 ampliaciones sobre el Gasoducto Norte (62 km) y la reversión del sentido de inyección de gas en 4 plantas compresoras existentes: Ferreyra y Deán Funes (Córdoba), Lavalle (Santiago del Estero) y Lumbreras (Salta). La Reversión del Gasoducto Norte,   de manera complementaria  impactará en una baja del costo de generación eléctrica y del gas natural para las industrias de la región. También permitirá la conexión de hogares a las redes de gas natural y el desarrollo a escala de nuevas actividades industriales, especialmente la minería de litio y un ahorro anual de 1960 millones de dólares  por la sustitución de importaciones de gas.

El plan

Pero con el cambio de gobierno y  dado el retraso en el inicio de la obra TGN realizó la propuesta de encarar una reversión veloz de  Ferreyra y Dean Funes,  dos de las cuatro plantas comprensoras  previstas en la iniciativa original para poder inyectar unos 15 millones de metros cúbicos de gas por día desde la cuenca nequina hacia el norte, a partir de agosto de este año.

 

Temas de la nota

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Temas de la nota

PUBLICIDAD