¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

21 de Mayo,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

El Gobierno acusó recibo: mantiene con las universidades el diálogo e insistirá con las auditorías

Las negociaciones con los rectores ahora las encabezará el secretario de Educación, Carlos Torrendel. Milei dijo que la marcha tuvo una "consigna justa" que los políticos aprovecharon "para defender sus privilegios".
Jueves, 25 de abril de 2024 01:39

El día después de la masiva movilización en reclamo por la actualización del presupuesto educativo, el Gobierno nacional tomó nota, le bajó el tono a la confrontación, y recibirá a los rectores de las universidades el 30 de abril.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

El día después de la masiva movilización en reclamo por la actualización del presupuesto educativo, el Gobierno nacional tomó nota, le bajó el tono a la confrontación, y recibirá a los rectores de las universidades el 30 de abril.

El impacto de la multitudinaria marcha por la educación pública forzó al Ejecutivo a dar una vuelta de rosca en la forma en que lleva adelante la discusión con las casas de altos estudios.

El intercambio fechado para el próximo martes mostrará el primer cambio dispuesto por el Gobierno tras la marcha de este martes: las negociaciones con los rectores que hasta ahora estaban a cargo del subsecretario de Políticas Universitarias, Alejandro Álvarez, pasarán a manos de el secretario de Educación, Carlos Torrendel. Ambos responden a la ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello.

Las auditorías no se negocian 

La intención será avanzar en los acuerdos con el sector, bajo la premisa de que las auditorias en cada una de las universidades no son negociables.

De este modo, el Gobierno no solo mantiene en pie las negociaciones con las universidades sobre el presupuesto, sino que tiene previsto insistir con la realización de auditorías por medio de un órgano "técnico neutral".

Ese organismo, para la Casa Rosada, no es la Auditoría General de la Nación (que tiene asignada por la ley de Educación Superior la revisión de las cuentas universitarias) sino que propondría que sea la Sindicatura General de la Nación (Sigen), el órgano de control interno del Poder Ejecutivo.

Atentos al número de asistentes en Plaza de Mayo, la estrategia elegida por la administración libertaria fue dar lugar al reclamo, al que tildaron de "genuino", y concentrar las críticas en la participación de referentes opositores como Sergio Massa, Axel Kicillof, Martín Lousteau, entre otros, y al uso político de la causa.

Crítica y admisión

"Los mismos vivos de siempre utilizaron el escudo de una causa que suena noble para defender sus intereses de casta", planteó el presidente Javier Milei en un extenso mensaje que publicó en su cuenta de X, luego de que más de un millón de personas a nivel nacional salieran a las calles a protestar.

En el mismo texto, el primer mandatario admite, por un lado, que las universidades se movilización con una "consigna justa", por otro critica que sobre esa premisa "la clase política no (dejó) pasar ninguna oportunidad para defender sus privilegios".

En sintonía, por los pasillos de Balcarce 50 destacaron la magnitud de la protesta, aunque precisaron que se trató de una acción "más en defensa de la educación pública que en contra de Milei".

La educación pública no estaba en peligro

"Los conductores del tren fantasma lograr instalar que la educación pública estaba en peligro y eso jamás pasó", argumentó una fuente de Gobierno al tiempo que vaticinó un acercamiento de posturas con el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) a futuro.

Al respecto, reiteró la obligación de transparentar las cuentas de las altas casas de estudio, y prometió que el conflicto "se va a solucionar vía la cuestión presupuestaria".

Si bien no hay referente libertario que no pida avanzar con el control de las cajas universitarias, lo cierto es que aún está por definirse la estrategia para concretarlo.

"Instalar el tema de las auditorias es un muy buen primer paso. Después veremos, pero hoy están hablando todos de eso", destacó un funcionario.

 

PUBLICIDAD