¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

19 de Mayo,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

No será un ensayo muy exigente

Domingo, 19 de junio de 2011 20:55

El seleccionado argentino de fútbol hará hoy una especie de ensayo previo al inicio de la Copa América 2011, cuando enfrente al representativo de Albania, uno de los adversarios más extravagantes que, si se quiere, enfrentó a lo largo de su historia. Pero más que un ensayo, el amistoso servirá para mostrar en el campo de juego al equipo albiceleste que nos representará en el magno evento.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

El seleccionado argentino de fútbol hará hoy una especie de ensayo previo al inicio de la Copa América 2011, cuando enfrente al representativo de Albania, uno de los adversarios más extravagantes que, si se quiere, enfrentó a lo largo de su historia. Pero más que un ensayo, el amistoso servirá para mostrar en el campo de juego al equipo albiceleste que nos representará en el magno evento.

El cotejo se jugará a partir de las 18 en el estadio Monumental de River Plate, televisado por TyC Sports y el árbitro será el uruguayo Jorge Larrionda.

En el tramo final de la preparación para empezar a competir en el máximo certamen de selecciones, a nivel continental, el equipo dirigido por Sergio Batista sostendrá un amistoso ante un adversario, a priori, de poca monta en el espectro internacional.

Es que el seleccionado albanés, que jamás jugó una Copa del Mundo, ocupa la posición 50 en el ranking mundial FIFA y es uno de los conjuntos más débiles del continente europeo. Y si a esta condición le sumamos que el técnico croata Josip Kuze tuvo “infinidad de inconvenientes” para designar los 18 nombres que finalmente están en la Argentina, la balanza en favor de los de Batista asoma inclinada desde hace rato.

La mayoría de los que acudirán hoy al Monumental pensarán en la “cantidad de goles” que Lionel Messi y compañía le pueden endosar a un rival que, encima, no vino con sus principales figuras.

Es que para la Argentina del Checho, el de hoy es un partido para reafirmar conceptos, aquellos que tienen como premisa principal la tenencia de la pelota, una prolija distribución de mitad de cancha hacia adelante y la verticalidad y contundencia para lastimar a hipotéticos adversarios.

Es la oportunidad de rodear a Messi con los intérpretes adecuados para que el equipo albiceleste demuestre sobre el campo de juego lo que insinúa la enorme jerarquía de sus individualidades. De más está decir que este seleccionado tiene una apuesta muy grande: ganar la Copa América.

Tal vez por eso hubiera sido aconsejable un último ensayo ante un rival más exigente que el que tendrá hoy.

Como Esteban Cambiasso no está plenamente recuperado de un desgarro, no será arriesgado. Por ello, el técnico Batista apostará a la inclusión de Lucas Biglia por el costado izquierdo de la zona central. Y del mismo modo, el Checho informó ayer a la tarde que Angel Di María actuará por el extremo izquierdo acompañando en la ofensiva a Lionel Messi y a Lavezzi. De este modo Carlos Tevez, que en la semana jugó varias veces para los titutulares, estará en el banco de los relevos.

La Argentina, en calidad de anfitrión, iniciará su participación en la Copa América 2011 el primero de julio en La Plata, cuando enfrente a Bolivia por el grupo A de la competencia continental. Los otros dos encuentros de la primera vuelta serán ante Colombia, en Santa Fe (6 de julio), y Costa Rica, en Córdoba (11 de julio).

PUBLICIDAD