¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

19 de Mayo,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Se fugó el abusador de dos discapacitadas

Viernes, 02 de noviembre de 2012 21:37
Silencio. Nadie quiere hablar del caso. Solo lo hizo la acompañante de Benítez, quien, el día de los hechos, estaba de licencia.

Nadie se explica en General Gemes en base a qué las autoridades le dieron tiempo para escapar a Juan Benítez, un excamionero de 62 años, oriundo de Buenos Aires, quien está acusado de abusar sexualmente de dos chicas, de 14 y de 17 años, pero con mentalidades de niñas de no más de 9, a quienes, aparentemente, ultrajó con salvajismo a bordo de un minibús de la Municipalidad local, en donde las menores eran trasladas desde sus domicilios a la escuela especial Cintioni y viceversa, donde concurren las víctimas.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla
Silencio. Nadie quiere hablar del caso. Solo lo hizo la acompañante de Benítez, quien, el día de los hechos, estaba de licencia.

Nadie se explica en General Gemes en base a qué las autoridades le dieron tiempo para escapar a Juan Benítez, un excamionero de 62 años, oriundo de Buenos Aires, quien está acusado de abusar sexualmente de dos chicas, de 14 y de 17 años, pero con mentalidades de niñas de no más de 9, a quienes, aparentemente, ultrajó con salvajismo a bordo de un minibús de la Municipalidad local, en donde las menores eran trasladas desde sus domicilios a la escuela especial Cintioni y viceversa, donde concurren las víctimas.

Benítez manejaba desde hace tres años y medio el transporte, en el que, además, llevaba a las maestras del establecimiento educativo y a su directora hasta la rotonda de Limache donde las educadoras hacían dedo para regresar a sus hogares, en Salta.

Los sucesos habrían ocurrido el jueves 25 de octubre, ocasión en que las madres de las dos niñas advirtieron extrañezas en sus comportamientos.

Las dos menores padecen retraso madurativo y, pese a ser adolescentes, sus comportamientos equivalen a pequeñas de no más de nueve años.

Una de las chicas, al ser interrogada, le reveló a su progenitora que el chofer le había hecho “cosas feas”. Al investigar la mujer descubrió, horrorizada, que la jovencita presentaba marcas de mordiscos y chupones en los pezones y en gran parte de su cuello y tórax. Paralelamente, pero en su propio domicilio, la otra víctima lloraba constantemente y entre sollozos le contó a su mamá que Juan la había tocado “por todas partes”, especialmente en sus partes íntimas.

Una de las mujeres concurrió de inmediato a la escuela Cintioni, armada de un cuchillo y quiso hacer justicia por mano propia pero fue tranquilizada por la directora del establecimiento, quien al parecer dio aviso a la Municipalidad .

Al día siguiente, la otra madre radicó la denuncia en la comisaría 11 y 24 horas más tarde lo hizo la otra.

En el intertanto, Benítez fue convocado a la sede comunal, donde le fue cancelado su contrato y le pagaron su último salario, dinero con el que el hombre, informado de su situación, huyó a Buenos Aires.

La causa, caratulada abuso sexual calificado se encuentra en manos del fiscal penal 1, Jorge Obeid, y la investigación se halla a cargo del fiscal auxiliar Pablo Rivero. Las primeras averiguaciones indican que el prófugo llevó a las chicas a dejar a un alumno a una zona rural y, cuando quedó solo con ellas, las ultrajó.

Temas de la nota

PUBLICIDAD