¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

11°
23 de Mayo,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

El tabaco depende de la actualización anual

Productores denuncian que es escasa la oferta de financiamiento y que las tasas son imposibles.
Lunes, 08 de octubre de 2018 02:48

Para los productores tabacaleros de la provincia la devaluación no representa a priori un beneficio, ya que tienen la mitad de los costos dolarizados y, pese a que la gran mayoría de su producción se exporta, ellos entregan a la industria y cobran en pesos.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Para los productores tabacaleros de la provincia la devaluación no representa a priori un beneficio, ya que tienen la mitad de los costos dolarizados y, pese a que la gran mayoría de su producción se exporta, ellos entregan a la industria y cobran en pesos.

Entonces, para el sector, la clave radica en cuánto se actualizará este año el monto que perciben por cada kilo de tabaco entregado al finalizar la campaña.

Carlos D'Andrea, productor tabacalero, describió de forma contundente la situación en diálogo con El Tribuno: "El dólar puede llegar a ser más competitivo a nivel mundial, pero que al productor le llegue eso, es otra historia". Remarcó, sin embargo, que "para el exportador es buenísimo".

"De hecho, al productor le pagan en pesos y nunca le reconocen la devaluación", se quejó y lamentó que "los insumos sí se compran al dólar oficial".

Agregó D'Andrea que "para solventar la mano de obra, que es entre 40 y 50 por ciento del costo del tabaco, chocamos con la financiación, porque el Fondo Especial del Tabaco (FET) se fue licuando mucho por la inflación, con lo cual no alcanza para cubrir costos y gastos". A eso se suma la suba de combustible, a la que definió como "bestial".

Tarifas

El productor tabacalero expuso: "Tenemos costos en dólares, tarifas dolarizadas, inflación galopante y, lo que le pasa al sector en este momento, es que hay que salir a afrontar financiamiento para afrontar los gastos de mano de obra, para lo cual estamos pagando tasas de entre el 80 y 120 por ciento anual".

"Aunque la actividad tuviera rentabilidad alta, la dejamos en el sector financiero. A eso se suma que la oferta de los bancos es bajísima, lo que nos obliga a ir a financiarnos en cuevas. No hay actividad que aguante esas tasas", disparó el productor.

"Cuando uno entrega en cooperativa, le pagan el precio en pesos, y la mitad a 30 días, lo cual también tiene un costo financiero", concluyó D'Andrea.

 

Temas de la nota

PUBLICIDAD