¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

24 de Mayo,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Muse desplegó su sonido y colmó las expectativas del festival Flow Music XP

El viernes se presentaba gris y lluvioso, pero cerca de las 17 el cielo se abrió y permitió que los planes para el debut del Flow Music XP, la nueva plataforma para ver recitales en vivo y por streaming, se hiciera como estaba previsto. 
Lunes, 14 de octubre de 2019 13:54

El Hipódromo de Palermo en la Capital Federal abrió sus puertas para que unos 20 mil fanáticos se agolparan frente a un mega escenario que esperaba vibrar con la música de Káiser Chiefs, los británicos encargados de la apertura y que se presentaron en el país con temas de su nuevo disco. El cantante Ricky Wilson hizo corear a la gente que presurosa ingresaba buscando la mejor ubicación. People know, Every day, Ruby y hits como Never Miss a Beat y el cierre con I Predict a Riot sonaron para empezar a calentar la jornada musical.
Un solo de guitarra anunció la llegada de Airbag, el número local entre los dos internacionales. El trío de los hermanos Sardelli se lució recorriendo temas de sus últimos discos, desde Una hora a Tokyo en adelante. Cuando en un alto saludaron al público presente, un salteño se hizo escuchar y dio pie a que confirmaran una pronta visita a esta tierra norteña. A las 20, y con amenazantes relámpagos, llegó el momento de Muse y “Simulation Theory”, casi una hora y media antes de lo anunciado originalmente buscando ganarle al pronóstico climático que amenazaba con terminar la tregua acordada. Con el uso de pantallas gigantes, un escenario con pasarela entre la gente, efectos especiales y un grupo de bailarines con ropas futuristas simulando robots, el trío conformado por la voz, guitarra y teclado de Matt Bellamy, el baterista Dominic Howard y el bajista Christopher Wolstenholme, ofreció un show retrofuturista cargado de efectos y un sonido estridente que no dejó nada librado al azar.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

El Hipódromo de Palermo en la Capital Federal abrió sus puertas para que unos 20 mil fanáticos se agolparan frente a un mega escenario que esperaba vibrar con la música de Káiser Chiefs, los británicos encargados de la apertura y que se presentaron en el país con temas de su nuevo disco. El cantante Ricky Wilson hizo corear a la gente que presurosa ingresaba buscando la mejor ubicación. People know, Every day, Ruby y hits como Never Miss a Beat y el cierre con I Predict a Riot sonaron para empezar a calentar la jornada musical.
Un solo de guitarra anunció la llegada de Airbag, el número local entre los dos internacionales. El trío de los hermanos Sardelli se lució recorriendo temas de sus últimos discos, desde Una hora a Tokyo en adelante. Cuando en un alto saludaron al público presente, un salteño se hizo escuchar y dio pie a que confirmaran una pronta visita a esta tierra norteña. A las 20, y con amenazantes relámpagos, llegó el momento de Muse y “Simulation Theory”, casi una hora y media antes de lo anunciado originalmente buscando ganarle al pronóstico climático que amenazaba con terminar la tregua acordada. Con el uso de pantallas gigantes, un escenario con pasarela entre la gente, efectos especiales y un grupo de bailarines con ropas futuristas simulando robots, el trío conformado por la voz, guitarra y teclado de Matt Bellamy, el baterista Dominic Howard y el bajista Christopher Wolstenholme, ofreció un show retrofuturista cargado de efectos y un sonido estridente que no dejó nada librado al azar.

A partir de ahí, la exaltación fue total, con intervenciones ocasionales de coreografías robóticas el grupo de guardianes y guardianas con “armas” propias de una película de ficción lanzaban humo mientras el público acompañaba con devoción y fanatismo, coreando las canciones, cantando las frases claves de sus hits y ovacionando cada uno de los temas que componían la lista de los 25 elegidos. Un tambor gigante se hizo presente en escena y brindó un emotivo pasaje acústico y góspel, y más adelante, el baterista dialogó con los presentes y les dio a elegir entre Showbizz y Bliss, en una votación que dio por ganador al primero. El enorme monstruo inflable que los acompaña en la gira, también se manifestó al igual que una lluvia de cintas brillantes y papel picado y unos grandes globos que rebotaban sobre las cabezas. Tampoco faltó el uso de sintetizadores y teclados mientras la tormenta se acercaba para acompañar el cierre de un show magnífico que se vió coronado por una gran bandera argentina que Bellamy rescató del público y en la que se envolvió tal vez como agradecimiento a un país que les abrió las puertas y los ovacionó dejando como resultado a ambas partes satisfechas. La exitosa experiencia musical dio pie a una larga serie de conciertos bajo la nueva marca de Flow Music XP.

Lo que viene en materia de rock&roll

La próxima cita de Flow Music XP será el martes y miércoles próximos junto a LP, artista yanqui por primera vez en el país con doble función agotada en Vorterix. Luego continuarán Badbadnotgood y Khruangbin, el 10 de noviembre en Teatro Vorterix; Tove Lo, el 19 de noviembre en Teatro Vorterix; Backstreet Boys, el 7 de marzo en el Campo Argentino de Polo; Lollapalooza Argentina, el 27, 28 y 29 de marzo en el Hipódromo de San Isidro; Metallica, el 18 de abril de 2020; y Kiss, el 9 de mayo de 2020.
 

PUBLICIDAD