¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

16°
23 de Mayo,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Los Nocheros y la despedida de Kike Teruel: un hasta siempre repleto de emociones

Sabado, 01 de julio de 2023 09:33

La despedida de Kike Teruel, miembro fundador del conjunto folclórico Los Nocheros hace casi cuatro décadas, fue el epicentro de un recital que colmó anoche el estadio porteño Movistar Arena y sirvió para sintetizar el camino estético del grupo, sus alianzas e influencias y también su posible proyección como inminente terceto.

La salida del menor de los Teruel, quien creó la agrupación junto a su hermano Mario y a Rubén Ehizaguirre en 1986, altera la base de una formación donde sí hubo cambios con el cuarto integrante (primero con Enrique "Pala" Aguilera, luego con Jorge Rojas en la etapa más masiva y desde 2005 con Álvaro Teruel, hijo de Mario y sobrino de Kike).

Por ello, este adiós público en una sola función, pareció ser una suerte de memoria, balance y proyección de una formación emblema de una de las tantas renovaciones folclóricas que encarnó cultural y simbólicamente la década de los ’90 y que vistió su apuesta de base eléctrica y privilegiadas y engoladas voces de un cancionero casi exclusivamente romántico.



Momento más emotivo

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

La despedida de Kike Teruel, miembro fundador del conjunto folclórico Los Nocheros hace casi cuatro décadas, fue el epicentro de un recital que colmó anoche el estadio porteño Movistar Arena y sirvió para sintetizar el camino estético del grupo, sus alianzas e influencias y también su posible proyección como inminente terceto.

La salida del menor de los Teruel, quien creó la agrupación junto a su hermano Mario y a Rubén Ehizaguirre en 1986, altera la base de una formación donde sí hubo cambios con el cuarto integrante (primero con Enrique "Pala" Aguilera, luego con Jorge Rojas en la etapa más masiva y desde 2005 con Álvaro Teruel, hijo de Mario y sobrino de Kike).

Por ello, este adiós público en una sola función, pareció ser una suerte de memoria, balance y proyección de una formación emblema de una de las tantas renovaciones folclóricas que encarnó cultural y simbólicamente la década de los ’90 y que vistió su apuesta de base eléctrica y privilegiadas y engoladas voces de un cancionero casi exclusivamente romántico.



Momento más emotivo

Uno de los momentos más emotivos del show fue cuando Kike le dedicó la canción ‘Mamá, Mamá‘ a sus padres que ya no están entre nosotros, pero sí muy cerca suyo. Aunque cabe reconocer que cuando le cantó ‘Vaya Donde Vaya‘ a Karina, su esposa, que lo acompaña hace más de 33 años y con quien tiene 4 hijos, la emoción se apoderó de él.

Pero eso no es todo, ya que por primera vez, Kike Teruel invitó al escenario a su hija, Julieta Teruel, quien ofició de productora general del increíble show, juntos bailaron el famoso chamamé ‘Kilómetro 11‘.

“Hay gente que no está y que querría que esté y la autora de esta canción es una de ellas”, dijo haciendo alusión a su cuñada, Noemí Cristina Laspiur, más conocida como "La Moro", compositora de varios éxitos folclóricos de la época, de quien entonaron "Algo sobrenatural".

Entre las invitaciones, los abrazos, las interpretaciones y los buenos deseos, se vivió un clima de contenida emoción que alcanzó también a una audiencia dominada por personas mayores en estado de expectación ante una lograda puesta de Ana Sans y con sólidas performances musicales de Ramón Vivas en bajo, Pablo Sosa en batería, Germán Mercado en teclados y Juan Manuel Décima en guitarra.


La despedida final 
Antes de terminar, Kike le pidió a su esposa, sus hijos y sus nietos que suban al escenario para que todos los presentes los conozcan y sepan que son su pilar y lo más importante de su vida. La familia del cantante salteño fue ovacionada y con mucha emoción se despidió del público nochero.

Kike que en todo momento se mostró tranquilo y feliz, abrazó a Álvaro, Mario y Rubén antes de cantar las últimas canciones, como sintiendo que todo llegaba a su fin, pero demostrando el amor que tienen por ellos.

Relación eterna 

La generosidad de quienes continuarán en Los Nocheros, al permitir que Kike se luzca, disfrute y sea el protagonista de su propia despedida, no hace más evidenciar que la relación entre ellos está atravesada por el cariño que construyeron a lo largo de los años, más allá del lazo de sangre que une a Kike con su hermano Mario y a Álvaro, su sobrino.


Como no podía ser de otra forma, ‘Canto Nochero‘ fue la última canción que interpretaron juntos. El público se puso de pie para aplaudirlos. Con lágrimas en los ojos, los fanáticos le dijeron ‘adiós‘ a Kike Teruel, quien de seguro se llevará para siempre en su corazón la imagen del Movistar Arena lleno de emoción por su despedida.

 

PUBLICIDAD