¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

17°
21 de Abril,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Santuario Virgen de la Peña: El cura amenazado dice que le estaban armando una causa

Amenazas de muerte, con el trasfondo de una disputa por tierras, organizaciones de izquierda y supuestos originarios.
Domingo, 25 de febrero de 2024 01:50

El Guardián del Santuario Virgen de la Peña,, el cura franciscano Rubén Sica quien la semana anterior denunció una amenaza de muerte en la que le exigían que se fuera del paraje, realizó el domingo anterior una emotiva homilía durante la misa que habitualmente celebra en el mismo santuario ubicado a 13 kilómetros al norte de Tartagal. Después de las amenazas de muerte que le dejaron por escrito en la puerta de la vivienda de la casa de formación espiritual, Sica -con el patrocinio legrado del penalista Rambert Alexis Ríos- decidió denunciar el hecho ante la Justicia.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

El Guardián del Santuario Virgen de la Peña,, el cura franciscano Rubén Sica quien la semana anterior denunció una amenaza de muerte en la que le exigían que se fuera del paraje, realizó el domingo anterior una emotiva homilía durante la misa que habitualmente celebra en el mismo santuario ubicado a 13 kilómetros al norte de Tartagal. Después de las amenazas de muerte que le dejaron por escrito en la puerta de la vivienda de la casa de formación espiritual, Sica -con el patrocinio legrado del penalista Rambert Alexis Ríos- decidió denunciar el hecho ante la Justicia.

El paraje Virgen de la Peña es desde hace meses motivo de una controversia ya que un par de familias que se autoperciben originarios guaraníes reclaman que el lugar les pertenece por derecho ancestral. Otro grupo de pobladores criollos que residen en el mismo paraje y que son descendientes de los primeros pobladores que llegaron hace más de un siglo y medio aseguran que la pretensión está motorizada por dirigentes de izquierda que realizan permanentes encuentros en eso bellísimo lugar del municipio de Tartagal.

La semana pasada cuando salió de la vivienda, ubicada a metros del templo parroquial, Sica encontró un anónimo con insultos y amenazas de muerte en el que lo advertían que deje "de joder con las tierras porque te vas a morir". El hecho causó el repudio de diferentes entidades locales además de la misma congregación franciscana y del obispado de Orán. El ministerio de Seguridad de la provincia decidió ponerle una custodia permanente al franciscano, en tanto Ríos realizó las presentaciones en la Justicia para que se determine la autoría de las amenazas.

Ayudé y volvería a hacerlo

En una sentida homilía en la que por partes el Guardián del Santuario se quebró de la emoción, reveló algunos datos que ya habían trascendido. "Nunca hablé de esto pero sé que mucha gente está esperando mi palabra; les quiero decir que me sentí todo este tiempo acompañado por Dios, pero sobre todo por la Virgen de la Peña" expresó el religioso con la voz quebrada.

"Estaban armando todo para denunciarme por abuso sexual de una menor y hoy en día en que lamentablemente hay tantas denuncias contra religiosos. ¿Quien iba a dudar de que era cierto? Yo no había dicho nada y fue Dios que me mandó al doctor Rambert Ríos porque yo no le había pedido ayuda a nadie y había dicho basta no hago nada; pero él solo se presentó para acompañarme así que le guardo un enorme agradecimiento" expresó .

Sica le atribuyó estas maniobras a "gente que son en su mayoría unos cuantos mocosos y tienen una ambición desmedida; los ayudé desde que son niños, los llevé al médico cuando sus padres no lo hacían, los ayudé para que estudien y para que no les falte la comida. Sé que estoy totalmente expuesto porque si alguien atenta contra mi vida y se esconde en el monte no lo encuentran más. Quédense tranquilos porque algún día me tengo que ir, pero sepan que si me matan me van a enterrar acá y no me iré nunca más de Virgen de la Peña" expresó el sacerdote y para distender el momento entre risas de los feligreses expresó: "Y encima les voy a tirar de los pies en la cama, se los prometo".

Quien es Rubén Sica

Rubén Sica es un sacerdote franciscano que llegó al paraje Virgen de la Peña 25 años atrás siendo un religioso de 30 años de edad. Al llegar organizó a un grupo de devotos de la Virgen a los que se les conoce como Los Servidores del Santuario y comenzó una importante obra con la construcción del nuevo templo y toda una infraestructura para los peregrinos que quieren permanecer en el lugar, impulsó la pavimentación del camino de 3 kilómetros que lleva al santuario desde la ruta nacional 34 entre diversas obras y el arreglo total del camino de cornisa que lleva a la Peña Santa, un cerro de 1,500 metros de altura donde los fieles dicen haber sido testigos de las apariciones de la Virgen María de la Peña.

Sica reclamó en diversas oportunidades por la falta de políticas de cuidado del medio ambiente donde se encuentra el santuario y encabezó operativos cuando se producían incendios forestales en la zona. El nuevo templo es una obra majestuosa en medio de la naturaleza

Hace algunos años armó la inter institucional, una comisión de representantes de las fuerzas de seguridad, del área de Salud Pública, del municipio de Tartagal y de diversas entidades intermedias que si bien se ocupan de los actos en devoción a la Virgen de la Peña también abordan otros temas de interés comunitario.

Dones espirituales

En la homilía del domingo le confió a los asistentes a la misa que "un superior franciscano me dijo que esto me pasa por andar viendo por la gente. Dejate de joder con eso" me dijo y la verdad no sé dónde tiene guardada su vocación". Aunque el franciscano nunca lo expresó abiertamente, desde hace algunos años -en coincidencia con el inicio de las misas de sanación que se realizan todos los primeros viernes de cada mes en la iglesia del paraje - a Sica se le atribuyen dones espirituales.

En la homilía del domingo anterior solo refirió: " Los que sabemos de exorcismos sabemos que con el diablo no se dialoga, porque miente, engaña y no hay que escucharlo . Yo no digo que los que hacen estas cosas    estén poseídos ni mucho menos; lo que digo es que por estos propósitos oscuros y por ambición han elegido el camino del mal", dijo.

"Pero no les guardo rencor y si tendría que volver a ayudarlos una y otra vez lo volvería a hacer" expresó el religioso entre el aplauso de los devotos presentes.

(AGENCIA TARTAGAL)

Temas de la nota

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Temas de la nota

PUBLICIDAD