¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

13°
14 de Abril,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

VIDEO. Anegamientos de calles sin que llueva: “Así no se puede vivir”, dicen los mercedeños

Dicen que la causa de todo es la falta de controles, los mantenimientos de canales y la obra vial de la ruta 23 en Rosario de Lerma que desvía las aguas a La Merced.
Miércoles, 28 de febrero de 2024 22:35

Por enésima vez La Merced se anegó sin llover; y a los pocos minutos de azotar una nueva tormenta en Rosario de Lerma, los vecinos se vieron sorprendidos por el “rio San Martín”. La arteria que parte a esta comunidad llega hasta la Cañadita y de ahí se va por las fincas hasta la zona baja de Sumalao, al sureste de esta localidad.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Por enésima vez La Merced se anegó sin llover; y a los pocos minutos de azotar una nueva tormenta en Rosario de Lerma, los vecinos se vieron sorprendidos por el “rio San Martín”. La arteria que parte a esta comunidad llega hasta la Cañadita y de ahí se va por las fincas hasta la zona baja de Sumalao, al sureste de esta localidad.

La situación es cada vez más grave: La Merced se queda incomunicada con precipitaciones propias o ajenas. Las calles, incluida la céntrica San Martín, y las adyacentes se llenan de agua por el desborde de las aguas que vienen de la zona de Rosario de Lerma y Cerrillos. El pueblo sufre inundaciones constantes, que ante la ausencia de soluciones adecuadas durante años, por estos días los perjuicios son numerosos. Ni hablar del viejo proyecto de gestión de cuencas que prometía resolver el problema. Seguirá detenido hasta que al presidente Milei se le ocurra mirar de una manera distinta el interior profundo de nuestra Provincia.

Este martes en la tarde, el agua con barro, una especie de “alud urbano” inundó silenciosamente la calle San Martín y alrededores. Para los vecinos, además de obras hacen falta controles impostergables en las fincas cercanas y en aquellas de Rosario de Lerma, de donde todos apuntan como el inicio del aluvión. “Además de obras, hacen falta controles en las fincas, y el agua que los rosarinos mandan para La Merced. Esto todos lo saben pero nadie fiscaliza”, comentó Jorge por el noticiero de Canal 10

Las aguas escurrían mientras los vecinos caminaban asombrados por las veredas“. Antes era la calle San Martín, con el tiempo todas las calles del pueblo se inundan con las aguas de las fincas del camino a los vallistos. Apenas llegan de Rosario las aguas, debemos meternos a las casas porque no sabemos qué puede pasar”, relató otra vecina.

 

Los vecinos también le informaron a El Tribuno que habían pedido al concejo deliberante la exención de impuestos durante seis meses para las personas afectadas. Todos los vecinos consultados, coinciden que ante la ausencia de ejecución de proyectos hídricos, es necesario concentrar la primera etapa de los esfuerzos en aquellas situaciones que sí se pueden solucionar a nivel local, como poner el foco en las políticas de riego, claramente desordenada, que contribuyen a aumentar los anegamientos; la reparación de caminos y en el fortalecimiento de los sectores que integran el área de Defensa Civil.

Estas medidas podrían mejorar la situación de los vecinos de La Merced, mientras se espera una solución definitiva por parte de las autoridades nacionales y provinciales.

Obras que se necesitan y trabajo complementario con los vecinos

Las inundaciones en La Merced son un problema complejo que requiere de obras de infraestructura, gestión de recursos hídricos y coordinación entre las autoridades y los vecinos. Algunas medidas preventivas que no se tomaron y que influyó en este verano con los anegamientos fue mantener limpios y libres de basura los desagües, acequias y canales que evacuan el agua de lluvia y de riego.

Sin embargo, es necesario que se realicen obras de mayor envergadura, como la construcción de un canal paralelo a la vía del ferrocarril, que desvíe el agua hacia el río Rosario, y la mejora de la infraestructura vial e hidráulica de la ruta 68. Proyectos que están prometidos, pero no se ejecutan desde hace varios años.

Temas de la nota

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Temas de la nota

PUBLICIDAD