Federico Fernández fue condenado a once años de prisión el jueves pasado, acusado de matar de seis puñaladas a Luis García (25), tras una gresca. La pelea tuvo lugar el 5 de diciembre del año pasado en villa Alta Tensión, en el oeste de la ciudad.

Luego de cinco jornadas de audiencias los jueces Abel Fleming, Héctor Alavila y Carlos Nieva, de la Cámara I del Crimen, oyeron las últimas palabras del acusado, quien pidió “perdón para mi familia y para los parientes de García” y “una segunda oportunidad”. Los fundamentos del fallo serán dados a conocer públicamente el jueves próximo.

El fiscal Justo Vaca representó al Ministerio Público y el abogado Néstor Holver Martínez actuó como querellante de la familia damnificada. En la última jornada ambos pidieron, cada uno a su turno, 15 años de prisión. Consideraron que el acusado tuvo la intención de provocar el deceso con sus acciones.

El abogado Santiago Pedroza defendió a Fernández y realizó tres pedidos. Solicitó que se considere la muerte como un homicidio bajo emoción violenta, y cuatro años de prisión, porque ambos estaban alcoholizados. También pidió que se tome la muerte como un hecho de legítima defensa excesiva y se le den cuatro años de prisión, ya que argumentó que su cliente reaccionó luego de ser atacado con una botella.

Además pidió la mínima del homicidio simple, es decir ocho años, porque consideró que se trató de “una reacción a una incitación provocada por la víctima”.

El hecho tuvo lugar el 5 de diciembre de 2010, en villa Alta Tensión, un conglomerado de viviendas precarias y humildes ubicado a la vera del río Arenales.

El homicidio se produjo cerca de la una de la mañana en una cancha de fútbol, por donde García pasaba ocasionalmente, en estado de ebriedad, para comprar más bebidas. Aparentemente, provocó a Fernández y su grupo de amigos al pasar tirando “besitos” y chistando, bajo los efectos del alcohol. Esto generó la reacción de Fernández y ocurrió una primera pelea, en la que este recibió un botellazo en la cara y se retiró a su casa. Tomó un cuchillo, salió en búsqueda de su contrincante, le asestó seis cuchillazos y huyó. García agonizó 26 días y murió, y en ese tiempo Fernández estuvo prófugo. El 31 de diciembre del 2010 fue apresado, en la terminal, cuando pretendía huir hacia Bolivia.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...