El proyecto minero Lama-Pascua, un desafío constructivo único en el mundo que se desarrolla en plena cordillera argentino-chilena, a casi 5.000 metros sobre el nivel del mar, utiliza ingeniería de avanzada que incluye verdaderas mega-estructuras y genera en la actualidad más de 11.000 puestos de trabajo.

Lama-Pascua es el primer proyecto binacional minero del mundo –a cielo abierto- que llevan adelante Chile y Argentina, con una inversión de 35.000 millones de pesos, que se extiende desde la provincia de San Juan (Lama) y la Tercera Región chilena (Pascua), y que entrará en operación a mediados de 2014.

La construcción impresiona por sus dimensiones y modalidad de trabajo en un escenario totalmente inhóspito rodeado de picos de montañas, bajo condiciones climáticas extremas de hasta menos 30 grados de temperatura y jornadas de nevadas en el invierno, más vientos “arrafagados“ que se producen todo el año.

Algunos de los números de la obra: 30.000 toneladas de estructuras metálicas; 150.000 metros cúbicos de hormigón. Para dar una idea de la magnitud en el edificio de depósito de roca podrían estacionarse tres aviones Boeing 737, mientras que el hormigón utilizado ronda los 12.000 metros cúbicos, que equivale a un edificio de 30 pisos.

El emprendimiento Lama-Pascua está ubicado al norte del de Veladero -en la provincia de San Juan-, ambos operados por la minera canadiense Barrick.

Veladero inició sus operaciones en 2005 y el año pasado produjo 960.000 onzas de oro.

Desarrollar tareas a casi 5.000 metros de altura sobre el nivel del mar es un obstáculo a vencer, ya que afecta el nivel de oxígeno en las personas y se requieren constantes controles médicos.

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...