“Acá estamos desde antes del mediodía. Supuestamente hay 4 pediatras atendiendo, pero desde hace 45 minutos que no llaman a nadie”, se quejó Florencia (38, del barrio 20 de Febrero) a la administrativa que ayer a las 13 atendía la ventanilla de Emergencias Pediátricas del hospital Materno Infantil.

Contó que su hijo Martín (7) “está con vómitos desde el sábado. El domingo lo llevé a una guardia privada, lo medicaron y me dijeron que si hoy (por ayer) sigue igual, hay que internarlo. Por eso lo traje, y porque ya no me alcanza para pagar la atención como particular”.

El drama de Florencia fue uno de los tantos que las mamás consultadas relataron a El Tribuno. “Uno puede esperar, el niño enfermo no”, coincidieron en resaltar.

En forma paralela, El Tribuno observó que en el interior de la guardia, de manera discreta, se desarrollaba un procedimiento policial, por un abuso infantil, quizá el motivo de la demora en la atención.

La jefa de la guardia de ayer, Adriana Brokovsky, dijo que aunque no maneja números, la demanda es la misma de siempre. “La espera no es larga, al ser fin de semana se exagera porque no hay centros de salud; además, es un fin de semana largo”.

Sobre las causas de mayor consulta citó, por un lado, diarreas, vómitos y síndromes febriles, que es lo de siempre, más aún en esta época.

Por otro, alertó que “estamos viendo muchos accidentes, de tránsito, domésticos, caídas de bicicleta, de moto. Estamos teniendo mucho traumatismo de cráneo y politraumatismo”.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...