El aumento de los transportes ilegales en el norte provincial genera alarma entre las empresas de ómnibus, taxis y remises de la ciudad de Orán, quienes exigen mayores controles por parte de las autoridades.

Más de 450 automóviles, furgonetas y otros vehículos no autorizados para el transporte de pasajeros circulan diariamente por la ruta nacional 50.

Así lo señalaron Luis Vergara, presidente del Centro de Taxistas de Orán, y Diego Rivetti, abogado asesor del gremio.

Destacaron que los trabajadores temen que esta competencia desleal haga peligrar sus fuentes de trabajo y solicitan la intervención de las autoridades correspondientes.

“Hasta hace tres años el transporte público solo competía con 72 taxis autorizados por la comuna local. Hoy la situación es completamente diferente. Hay compromiso de las autoridades para regularizar y organizar el transporte, pero no tuvimos respuestas hasta el momento”, señalaron.

Consecuencias

Luis Vergara, presidente del Centro de Taxistas de Orán, y Diego Rivetti, abogado asesor del gremio, señalaron a El Tribuno que ello afecta enormemente a quienes trabajan en blanco y son generadores de empleos.

“Las empresas dedicadas al transporte vieron mermar notablemente sus ingresos, lo que acarrea despidos de personal. La firma de ómnibus que cubre Orán-Aguas Blancas cuenta con más de 140 empleados que, al igual que los taxistas, ven con suma preocupación su continuidad laboral”, afirmaron.

Vergara y Rivetti señalaron también que esta situación propicia el tráfico de drogas. “Dentro de los fardos de la mercadería que ingresa clandestinamente a nuestra ciudad viene también una gran cantidad de drogas. Los secuestros de Gendarmería Nacional son constantes”, afirmaron.

Controles

Desde la comuna de Orán reconocieron que aumentó en los últimos años la cantidad de transportes ilegales en la zona.

La gran mayoría, afirman, son de diversas localidades de Jujuy que recorren el trayecto Orán-Aguas Blancas.

“Nosotros sólo realizamos controles en la jurisdicción municipal. Ya no podemos actuar contra los vehículos que circulan por la ruta nacional. Ello le compete a Gendarmería”, dijo a El Tribuno Juan Bravo, titular de Tránsito de la comuna de Orán.

Aseveró también que es imposible controlar todos los accesos a la ciudad, que son alrededor de 50.

Piden un control

Bravo informó que una firma de transportes está realizando gestiones para que se instale un puesto de control de Gendarmería en el puente del río Zenta, paso obligado hacia Orán.

“No podemos accionar más allá de labrar multas. Lamentablemente, no podemos retenerlos cuando presentan todos los papeles en orden”, afirmó Bravo.

Agregó que los operativos de control son intensivos. En un solo operativo secuestraron 200 motos. Las multas no se pagan en caso de que se asista a talleres de concientización“.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...