Pese a las fuertes críticas, diputados y senadores de distintos bloques justificaron ayer la suba del 100% en sus dietas , que ahora van de 30.000 a 35.000 pesos mensuales. Pero el incremento, de por sí polémico, podría no ser el único que reciban este año los legisladores nacionales si el mes próximo avanza, como es probable, un acuerdo para aumentar los sueldos del plantel de empleados del Congreso en las paritarias del sector. En ese caso, el alza automáticamente se trasladaría a las dietas de senadores y diputados.

La resolución conjunta que firmaron en diciembre Amado Boudou y Julián Domínguez, presidentes del Senado y de la Cámara de Diputados, respectivamente, dispuso en su artículo 4° que las dietas de los legisladores debían ser superiores en un 20% al sueldo que percibe un director de máxima jerarquía del Congreso, incluyendo su antigüedad y título universitario. Este parámetro se fijó como una suerte de "cláusula gatillo" que debe aplicarse de manera automática y permanente en el futuro. Esto significa que si un director del Congreso recibe un aumento, inmediatamente la dieta de los legisladores deberá incrementarse para mantener la diferencia del 20 por ciento.

En los fundamentos de la resolución conjunta, se establece claramente esta "cláusula gatillo". La norma indica que es necesario "adecuar el sistema vigente, carente de practicidad, de recomponer la pirámide salarial y dotarlo de un mecanismo continuo frente a las recomposiciones salariales del personal de este Honorable Congreso de la Nación".

"Resulta necesario estipular un mecanismo que se adecue automáticamente a las circunstancias, el cual se fijará sobre el total de la remuneración que corresponde a la Categoría de Director A-01", establece la resolución firmada en forma conjunta por Boudou y Domínguez.

La decisión de incrementar las dietas se fundamentó en la necesidad de actualizar los ingresos mensuales de los legisladores , que no se ajustaban desde hacía dos años, y que quedaron desproporcionados respecto de otros funcionarios legislativos, que llegaban a cobrar aún más que los diputados y senadores en el Congreso.

Desde la presidencia de la Cámara de Diputados, voceros del diputado Domínguez insistieron, ante reiteradas consultas, en que no habrá una nueva suba en las dietas de los legisladores este año. "Está totalmente descartado", enfatizaron.

Sin embargo, esos voceros no supieron informar qué sucederá con las dietas si, producto de la próxima negociación paritaria de los empleados legislativos, prevista para el mes próximo, se disponen alzas salariales para todos los trabajadores, incluidos los de nivel jerárquico.
 

Fuente: lanacion.com

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...