Luego el triunfo ante San Lorenzo, el Boca puntero e invicto del Clausura se entrenó ayer en Casa Amarilla, preparando el partido de Copa Libertadores ante Fluminense, en el que Julio Falcioni podrá contar tanto con Juan Román Riquelme como con Rolando Schiavi, recuperados de sus lesiones. Ambos cumplieron sin molestias una exigente entrada en calor, y luego participaron de fútbol reducido con los jugadores que no actuaron en el Nuevo Gasómetro y aquellos que habitualmente son suplentes. Por lo que se desprende que Schiavi, quien inicialmente estuvo en duda, será titular ante los brasileños, después de ausentarse desde la segunda fecha del torneo Clausura, ante Unión de Santa Fe.

Del trabajo también participaron Clemente Rodríguez, Walter Erviti y Diego Rivero, quienes también ocuparán un lugar en la formación inicial del actual campeón argentino.

En medio de las buenas noticias, el entrenador recibió con resignación la lesión que sufrió el delantero Darío Cvitanich durante el primer tiempo del partido que Boca le ganó a San Lorenzo. El exdelantero del Ajax de Holanda sufre una molestia en el aductor derecho (distonía) que lo obligará a perderse el choque con los brasileños, y estaría cerca de tres semanas fuera de las canchas.

“Es difícil ganar ahí”

 

El exjugador de River Manuel Lanzini, a préstamo en el Fluminense de Brasil, el rival de Boca de mañana, se refirió al desafío de jugar en la Bombonera, un estadio con una gran tradición copera.

“Jugué muchos partidos en contra de Boca en las divisiones inferiores, en la Bombonera jugué una sola vez y perdimos. Es difícil ganar ahí, pero nuestro Fluminense es grande y podemos hacerlo”, sentenció.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...