La Cámara de Diputados de la Nación aprobó ayer a la tarde y giró al Senado el proyecto de ley de fertilización asistida, por el cual se busca obligar a todos los prestadores de salud a brindar los tratamientos de forma gratuita.

Con 169 votos afirmativos, ninguno negativo y 7 abstenciones, la Cámara Baja avanzó con el proyecto, que ahora debe pasar por el Senado para convertirse en ley.

La iniciativa, de autoría del diputado salteño Alfredo Olmedo, tiene por objeto “garantizar el acceso integral a los procedimientos y técnicas médico-asistenciales de reproducción médicamente asistida”, según expresa el dictamen de mayoría aprobado la semana pasada en comisión.

“Si el Estado nacional pone plata para los abortos gratuitos debe hacer lo mismo para aquellos que quieren dar vida”, señaló el excandidato a gobernador de Salta. Y agregó que “de ahora en más se va a terminar con el peregrinar de miles de parejas que no pueden costearlo”.

Al abrir el debate, la titular de la comisión de Salud, la oficialista María Elena Chieno, consideró que la sanción de la ley “repara una deuda social” y se encuadra en “un país que aseguró el acceso a derechos sociales progresistas”.

Juzgó que el proyecto tiene una “mirada inclusiva, equitativa y responsable, que no deja afuera ningún sector”, y garantiza el “acceso integral a los procedimientos y técnicas médico-asistenciales” de reproducción asistida.

Chieno reseñó que en 1985 ingresó al Congreso la primera propuesta legislativa sobre fertilización asistida y que recién ahora, 27 años después, tiene chances de ser convertida en ley. El texto en debate reúne entre sus artículos diversas consideraciones de proyectos impulsados por legisladores de diferentes bloques, en tanto que las especificaciones técnicas quedarán contempladas en el nuevo Código Civil y Comercial.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...