El moyanismo dará a conocer la semana próxima su “proyecto de 21 puntos” con el que aspira a obtener respuesta del Gobierno.
Incluirá la suba del mínimo no imponible, el reparto de fondos de las obras sociales sindicales y la universalización de asignaciones.

El enojo de los gordos y de los independientes de la CGT “pasó” y ayer el metalúrgico Antonio Caló quedó definido como único candidato de los antimoyanistas, con vistas al confederal de octubre próximo.

Luego de las “pequeñas vacaciones” tomadas por el secretario general de la UOM, en un momento crucial en el que los opositores a la CGT de Moyano buscaban ganar terreno, el clima entre los gordos, los independientes y los exmoyanistas se había enrarecido casi por completo. Pero también tenían un gran dilema: dónde hallaban a un candidato confiable.

Si bien antes de la reunión de ayer el propio lucifuercista Oscar Lescano aseguraba que “por ahora” Caló era el único candidato a representar la lista de la central obrera afín al Gobierno, también aclaraba que “nunca está definido hasta el último día”.

De todos modos, aún no está definido el resto de la comisión directiva.

Cabe destacar que luego de la reunión realizada en la sede central de los metalúrgicos, el extitular de la CGT y actual líder de Sanidad, Rodolfo Daer, fue el encargado de confirmar la candidatura de Caló y el cambio de fecha del confederal anunciado inicialmente para el 23 de agosto.

“El confederal se realizará el 5 de septiembre y hasta ahora el único candidato es Caló”, enfatizó Daer.

De esta manera resaltó que el confederal sesionará en la sede porteña de La Fraternidad, mientras que el congreso se realizará, como estaba previsto, el 3 de octubre en las instalaciones de Obras Sanitarias.

“El consejo directivo sesionó con la asistencia de 18 de sus miembros”, aseguró Daer, para darle un marco de “mayoría necesaria” para poner en marcha y reafirmar el proceso electoral en la CGT-K.

Asimismo, el sanitarista aseguró que se harán las invitaciones a todos los sectores que conviven en el sindicalismo confederado a participar del próximo confederal y del congreso normalizador que elegirá a las autoridades de la “nueva CGT”.

Sin secretariado

Además resaltó que hasta ahora solo hay acuerdo sobre la candidatura de Caló para la jefatura de la CGT del sector y que “nada se habló de quiénes los secundarán en el futuro consejo directivo”.

Finalmente, Daer lanzó una nueva embestida contra el “oficialismo sindical” y aseguró que luego se procederá en una instancia posterior a requerirle al camionero Moyano la devolución de la histórica sede sindical de la calle Azopardo 802.

Además del nominado Caló, participaron de la reunión los independientes Juan Belén (UOM), Gerardo Martínez (Uocra), Andrés Rodríguez (UPCN), Mario Manrique (Smata), José Luis Lingeri (Obras Sanitarias) y Roberto Fernández (UTA).

Por el sector de los gordos estuvieron Daer, Oscar Lescano (Luz y Fuerza) y Armando Cavalieri (Comercio); mientras que también fueron de la partida los exmoyanistas Omar Viviani (Taxis), Omar Maturano (Fraternidad), Jorge Lobais (Textiles) y Omar Suárez (SOMU).

Cuestionamiento moyanista

Desde la otra vereda, el moyanismo cuestionó ese quórum, ya que sus opositores realizaron por su cuenta enmiendas para cubrir dos cargos del consejo directivo: Manrique, de Smata, en reemplazo del fallecido Jorge Rodríguez, y Mario Rodríguez, de Unión Ferroviaria, en lugar de José Pedraza, quien se encuentra detenido.

Lo cierto es que los enfrentamientos siguen en crecimiento desde hace mucho tiempo, pero luego de la asunción de Moyano al frente de la CGT de calle Azopardo recrudecieron, sobre todo cuando el camionero cargó contra los sindicalistas “K” y amenazó con crear un “Indec propio”. En esa oportunidad, Moyano, junto al rural Venegas y al petrolero Pereyra, había ironizado con la reunión de Cristina De Kirchner con los antimoyanistas: “Ojalá dé respuesta la Presidenta”.

En el mismo encuentro con la prensa, el camionero había dicho que la CGT creará “su propio Indec”. “Vamos a medir como corresponde, como se debería hacer normalmente, no como lo hace Moreno”, aseguraba el líder de la central obrera.

Y remataba con que “seguiremos trabajando con toda responsabilidad y firmeza, insistiendo en los reclamos y mucho más”.

Ahora comienza otra etapa, pero no se vislumbran grandes cambios.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...