Un aumento de los costos en el ámbito nacional junto a un “retraso en el tipo de cambio” podrían generar que cada vez sean más los bodegueros que resignen exportaciones y pierdan mercados en los cuales el vino argentino logró instalarse después de “20 años de trabajo”. Así lo advirtieron productores en la reciente exposición Vinos & Bodegas 2012, en el predio de La Rural de Palermo, donde insistieron en la necesidad de “mejorar la competitividad” en la Argentina. Luis Steindl, vicepresidente de Bodegas de Argentina, sostuvo que las dificultades que plantean los niveles de inflación en el país frente a la cotización del dólar y a un “retraso en el tipo de cambio” provocan que numerosos productores cambien su estrategia de negocios.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...