En el transcurso de la jornada de ayer lograron identificar a la joven que fue encontrada sin vida en el pasillo de entrada de una vivienda en calle Lerma 634. Se conocieron también los resultados de la autopsia.
Se trata de Carina Manuela A., de 17 años, quien murió por asfixia por sofocación. Lo insólito del caso fue que la Policía de la Provincia brindó primeramente otro nombre de la joven, el que luego fue rectificado desde la Ciudad Judicial.
La mujer fue identificada por su padre Ernesto Alberto A., quien dio detalles de las circunstancias en las que vivía la adolescente. El hombre aseguró que no veía a su hija desde hace tres años. Expresó que la menor se había fugado de su casa a los 14 años y que cuando la encontraban escapaba nuevamente. También contó que era adicta a la pasta base y se dedicaba la prostitución.
Sus dichos fueron puestos a consideración de la jueza de Instrucción Formal 6 Mónica Faber, quien está a cargo del caso, el que en un primer momento fue catatulado como muerte dudosa, pero tras la autopsia cambió por homicidio.
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...