Rumores indican que gente vinculada a Rafael Di Zeo merodea desde temprano las cercanías del estadio José María Minella de Mar del Plata donde esta noche River y Boca jugarán el primer Superclásico del año en el marco del Torneo de Verano.

El ex líder de La 12 encuentra hoy el terreno perfecto para retomar por asalto el poder pleno de la barra de Boca, ahora que Mauro Martín está preso y que Maximiliano Mazzaro, su segundo, está prófugo.

Avisados de la intención de Di Zeo, Martín y Mazzaro no se quedarían de manos cruzadas sino que, por el contrario, habrían hecho llegar a sus seguidores órdenes precisas para actuar ante un eventual golpe al poder por parte del otrora líder.

En el medio, el Ministerio de Seguridad, que dispuso para este partido la presencia de 350 policías para custodiar la ruta 2, 900 que se repartirán dentro y fuera del estadio y la aplicación del derecho de admisión, encendió las luces de alarma ante un posible enfrentamiento que, de concretarse, dejaría más de una víctima.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...