A pesar del debut de Reinaldo Mostaza Merlo en su tercer ciclo como entrenador de Racing, en el club el sabor que se repitió esta noche fue el de la derrota ante Vélez Sarsfield por 1-0 y, como consecuencia, el de la angustia, la preocupación y la frustración.

En el Cilindro de Avellaneda y por la duodécima fecha del Torneo Inicial, el gol lo convirtió Mauro Zárate, a los 20 minutos del primer tiempo, tras eludir a Sebastián Saja, el destacado arquero que a lo largo de la noche con sus intervenciones evitió males mayores.

Ocurre que la desesperación es pésima consejera y por esa avenida transita la Academia, que totaliza apenas dos puntos de 36 posibles, por lo que la campaña resulta paupérrima, con el agravante de que el promedio se deteriora sin paliativos.

Otro problema para los de Avellaneda fue el golpe en la cabeza que sufrió el experimentado defensor Fernando Ortiz, motivo por el cual lo reemplazó Matías Cahais, a los 17 minutos del primer período.

Pero, por si algo le faltaba a la noche racinguista para alcanzar un tono de negro intenso, tras el nuevo revés, el público silbó a los futbolistas durante la marcha del dolor hacia el vestuario y les lanzó un agudo ‘vayánse, no roben más‘, el que no lograron evitar ni los policías que procuraron protegerlos con sus escudos de acrílico.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Encuesta

¿Cómo va a terminar el clásico entre Juventud y Gimnasia y Tiro?

Gana el santo
Gana el albo
Empate
ver resultados

Importante ahora

cargando...