La conmemoración del Día del Seguro se estableció por decreto 24.203, el 8 de septiembre de 1944. Este reconocimiento al sector fue propiciado por la Superintendencia de Seguros de la Nación, para recordar la primera iniciativa gubernamental, atribuida a Bernardino Rivadavia, de crear el Banco de Descuentos y una Compañía de Seguros Marítimos.

Si bien el proyecto no llegó a concretarse, sí fue plasmado el 21 de octubre de 1811 en una nota dirigida por el Primer Triunvirato al Tribunal del Consulado.

Luego comenzó en el país la larga historia de un sector de vital importancia para la economía.

La primera cooperativa de seguros argentina fue fundada el 1 de octubre de 1898 y aún continúa vigente. El emprendimiento lleva el nombre de El Progreso Agrícola. Su casa matriz está ubicada en Pigé, Buenos Aires. Es la primera cooperativa en Latinoamérica en brindar servicios de seguros. El 1 de octubre cumplió 115 años desde que aquellos pioneros franceses comenzaron con esta iniciativa solidaria. El granizo representaba el peor enemigo para los chacareros pampeanos de fines del siglo XIX. La única defensa que tenían los colonos frente a las adversidades climáticas eran indemnizaciones reconocidas por aseguradoras de Buenos Aires. Se caracterizaban por ser escasas, de bajo monto y tardías, aun cuando las primas subían constantemente.

Esteban Simón era un aveyronés que se sentía atraído por las ideas económicas de su amigo Charles Gide, uno de los principales impulsores de la concepción católica de la economía. Simón pensaba que con la unión de todos los chacareros podrían reemplazar a las aseguradoras de Buenos Aires. Fue así que se contactó con ellos para llevar adelante esta iniciativa junto al fundador de Pigé, Clemente Cabanetes.

En 1898 Cabanetes, Simón y un grupo de chacareros conformaron El Progreso Agrícola de Pigé, Cooperativa Mutua de Seguros Agrícolas y Anexos. La entidad formaba un fondo común, para que quien tuviera una adversidad climática como el granizo pudiera volver a trabajar.

Una larga lucha de las
compañías nacionales

La actividad aseguradora atravesó con el paso del tiempo diversos inconvenientes.
El sector de los seguros no escapó a la dinámica histórica del país. En un principio, este segmento de la economía fue captado casi en su totalidad por las empresas extranjeras. Estas llevaban la delantera, no solamente por su mejor posicionamiento económico, sino por la experiencia estadística acumulada a través de mucho tiempo.

Solo hay que tener en cuenta que Inglaterra, la cuna del seguro y fundamentalmente del reaseguro, tomó esa posición debido, entre otras razones, a que en el por entonces imperio dio inicio un proceso transformador mundial conocido como la Revolución Industrial.

El INDER

El reaseguro en nuestro país, durante muchos años, fue una interesante fuente de ahorro, ya que la actividad estuvo monopolizada por el Estado a través del Instituto Nacional de Reaseguros (INDER).

En la actualidad, el mercado asegurador argentino registra índices de recuperación, luego de la crisis sufrida durante el período 2001 y 2002. Sumado a lo anterior, es positivo el avance en la relación reaseguradora con mercados brasileños, ya que esto permite que mejore la competitividad en una actividad ávida por un mayor y mejor posicionamiento.

El conjunto de esas acciones y otras que puedan tomarse en el futuro redundarán en múltiples beneficios para todos los sectores, que indudablemente necesitan mejores coberturas para riesgos que en la actualidad, desgraciadamente, adolecen por cierta precariedad técnica y costos muy altos debido a un desequilibrio entre toma de primas y siniestralidad.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...