¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

17°
4 de Marzo,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Una lesión cerebrovascular originada en agosto

Sabado, 05 de octubre de 2013 23:01

La presidenta Cristina Fernández sufrió un "traumatismo de cráneo" el 12 de agosto, según se difundió hoy oficialmente luego de que la mandataria se realizó chequeos médicos en el Hospital Universitario de la Fundación Favaloro, en esta ciudad.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

La presidenta Cristina Fernández sufrió un "traumatismo de cráneo" el 12 de agosto, según se difundió hoy oficialmente luego de que la mandataria se realizó chequeos médicos en el Hospital Universitario de la Fundación Favaloro, en esta ciudad.

La información fue dada a conocer esta noche por el vocero presidencial, Alfredo Scoccimarro, quien dijo que en esa fecha la Presidenta se realizó una tomografía de cerebro en el Sanatorio Otamendi, con resultado "normal".

Sin embargo, hoy fue diagnosticada de una "colección subdural crónica" y "debido a ello se indicó reposo de un mes, junto a seguimiento evolutivo estricto clínico e imagenológico".

Según indicaron fuentes médicas a El Tribuno se trataría de un "hematoma subdural", resultado de un golpe creaneal que pasó inadvertido varias semanas y de ahí su denominación de "crónico". En este caso, las pequeñas venas que están entre la superficie del cerebro y la membrana que la cubre (la duramadre) se estiran y se rompen, lo que hace que la sangre se acumule. Esto exige un reposo y, de seguir creciendo, "podría ser operable", afirmaron. 

Lo que dijo la Asociación Argentina de Neurociencia en 2010


La Asociación Argentina de Neurociencia, a través de su órgano de difusión, publicó en 2010 un artículo referido a la "colección subdural crónica" , su tratamiento y las complicaciones que puede traer para una persona. En dicha publicación explica que la colección o hematoma subdural crónico "corresponde a una entidad reconocida desde hace mucho tiempo", y que ya desde 1857 se la definía como una "paquimeningitis hemorrágica interna".

En general, la edad promedio de las personas que sufren dicho problema es de 62 a 75 años, aunque se da con más frecuencia en los mayores de 70. Según publicó la Revista Argentina de Neurociencia, "se considera que a partir de un traumatismo encéfalocraneano se produce un sangrado a nivel subdural; éste desencadena un proceso inflamatorio local en la duramadre, con proliferación celular reactiva que determina la formación de una membrana externa vascularizada y una membrana interna avascula".


Asimismo, dicho artículo explica que "si bien este proceso inflamatorio tiene como objetivo reabsorber el sangrado, se producen fenómenos locales en algunos pacientes, por motivos no aclarados completamente, que hacen que el hematoma crezca". Existen diversos tratamientos para el cuadro descrito, que van desde intervenciones quirúrgicas hasta no quirúrgicas.


Entre las primeras, se mencionan las de orificio de trepano, Twist Drill (taladro manual) y la craniotomía. En tanto, entre las segundas, figuran los diuréticos osmóticos (sin utilidad actual), utilización de corticoides; y la embolización de la arteria meníngea media, entre otros.

 

 

 

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD