“-¿Qué hacés hoy? / -­Me voy a jugar al fútbol!”, cualquiera pensaría que este es un diálogo entre hombres, pero la realidad muestra que también puede ser de mujeres.

Las chicas invaden las canchas de fútbol 5 y comienzan ganar terreno en este campo. A manera de diversión, en lugar de ir a dar un paseo, ellas prefieren jugar al fútbol para distenderse, para salir de lo común, y muchas de ellas tienen el apoyo incluso de chicos amigos. Es una tendencia que se viene marcando en Salta de manera muy fuerte en los últimos años, según destacaron algunos de los encargados de las muchas canchas de fútbol 5. Al igual que los hombres, conforman grupos que no necesariamente sepan jugar con técnicas y tácticas, sino que tengan ganas de compartir un buen rato.

Así fue como las chicas de Parque Belgrano conformaron un equipo con el objetivo de lograr un “cable a tierra”, según explicó Rocío Cáceres, una de sus integrantes. “Somos todas amigas, un día se nos ocurrió y nos entusiasmamos. Comenzamos hace un año de arriba hacia abajo porque primero decidimos llamarnos "las Sospechosas', nos hicimos hacer camisetas y hasta banderas y recién empezamos”, contó Rocío. Al principio tuvieron que soportar algunos prejuicios pero eso ya quedó en el pasado.

La mayoría de las jugadoras trabaja durante el día por lo que las chicas se reúnen por la noche a entrenar. “Nos gustó hacer algo distinto; siempre jugamos porque tenemos muchos amigos varones. Somos diez y jugamos al fútbol 5 y muchas veces hacemos amistosos”, explicó Rocío.

Ahora las chicas disfrutan del fútbol igual que los hombres y las “Sospechosas” son solo un ejemplo de esta realidad.

Del trabajo, a la cancha...

No solo grupos de amigas de barrio juegan al fútbol a modo de diversión, sino también compañeras de trabajo. Por ejemplo, las chicas del Cine Hoyts hacen partidos todos los lunes a las doce de la noche, después de trabajar. “Empezamos a jugar copiándoles la idea a los chicos que trabajan aquí. comenzamos siendo ocho chicas, todas compañeras de trabajo, primero solo jugábamos entre nosotras usando las remeras de las películas que nos da el cine; después invitamos también a hijas de compañeras y luego, para probarnos, comenzamos a jugar contra las chicas de locales del shopping, de restaurantes, quioscos y hasta con la gente de seguridad”, contó Lorena.
Por otra parte, muchas empresas organizan “olimpíadas deportivas” entre sus empleados y ahora incluyen el fútbol femenino entre las disciplinas. Fernanda, que trabaja en un call center, dijo: “Participamos de un torneo que organizó la empresa con un grupo de chicas que no sabían jugar. Quedamos afuera pero nos gustó y queremos seguir divirtiéndo nos”.

 

“Cuando empezamos nuestros amigos se burlaban, pero también nos apoyaban. A esta altura ya nadie se sorprende de vernos jugar; es algo común, una moda para las mujeres. Antes a las chicas que jugaban al fútbol se las veía de otra manera. Ahora no pierden su femineidad”. Rocío Cáceres, de las “Sospechosas” de Parque Belgrano.

“Primero era un chiste vernos jugar, todas gritando detrás de la pelota y sentíamos el prejuicio de los chicos que se reían. Pero después empezamos a manejar la pelota y los varones ahora nos hacen hinchada. Es un terreno que la mujer se va ganando como en todos lados, incluso en el trabajo. Vivimos otros tiempos”, Lorena, del Cine Hoyts

“Empezamos probando, como para hacer algo. Antes si las mujeres jugaban estaba mal visto, ahora es una posibilidad más... no quita femineidad ni dejás de ser mujer. Es un juego más del que podemos aprender mucho, más ahora que nuestros compañeros nos apoyan, nos ayudan y nos dicen cómo formar”. Mariana, del Hoyts.

“Cuando nos propusieron jugar al fútbol al principio nadie se animaba, pero una de las chicas que es profe de educación física nos incentivó y nos animamos. Empezamos con el torneo de la empresa y quedamos afuera; pero la idea es seguir juntándonos para jugar; vimos que pudimos”. Fernanda Miranda, de un Call Center salteño.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...