La Fundación Hope, dedicada a dar ayuda y contención a los niños con cáncer y a sus familias, está más cerca de tener su propia residencia. El proyecto que avizoraron los padres que integran la Fundación hace más de tres años y que representa una de las principales necesidades de los padres y niños que llegan del interior de la Provincia, ya se concretó en los papeles. En 2014 empieza la construcción.

La semana pasada la Fundación firmó un convenio de construcción con el Gobierno Provincial por el que se compromete a hacer la Casa Hope, una residencia para niños en tratamiento oncológico, cerca del hospital Público Materno Infantil. La obra se iniciará en una fracción de un terreno de 300 metros cuadrados, ubicado atrás del hospital y el compromiso del Gobierno es que en marzo de 2014 inicien las obras y que en diciembre el edificio se entregue.

“Para nosotros esto es un gran logro porque hace mucho que venimos juntando recursos y nunca llegamos al monto para iniciar la obra”, explicó Guadalupe Colque, presidenta de la Fundación.

Colque contó que en 2010 el Gobierno de la Provincia les entregó en comodato una casa en barrio Parque General Belgrano con capacidad para dos niños. El aporte, aunque fue importante, resultó insuficiente por la demanda.

“Cuando se venció el plazo de la casita, el IPV nos cedió un terreno para que nosotros construyamos la residencia, pero en este tiempo solo tenemos para comprar el material y para la mano de obra no nos alcanzaba; por eso estaba todo parado”, contó Guadalupe.

El proyecto de la obra que Hope proyectaba para los niños con cáncer estuvo listo y aprobado hace dos años, pero hasta ahora nunca se pudo iniciar las obras.

Marcela León y Patricia Pellicer, vicepresidenta y vocal de Hope respectivamente, fueron las que este año encararon las gestiones para conseguir ayuda y que el proyecto se concrete. Esto desencadenó en la propuesta del Gobierno de construir la residencia en otro terreno.

Colque explicó que el terreno está ubicado entre calles Arenales y Alvear y será dividido en dos partes: una estará destinada a la residencia de Hope y la otra, a la construcción de la Casa del Niño.

“Nos respetaron nuestro proyecto que incluye seis habitaciones con baño privado, todas independientes; y además tiene una cocina, comedor y un hall que son los espacios comunes”, comentó la presidenta de la Fundación, quien aseguró que “ésta es parte de la solución que necesitan nuestros niños con cáncer”.

El convenio que Hope firmó con el Gobierno estima que una vez construido el edificio será dado en comodato por 20 años.

“Esto es una muy buena noticia. Me alegra mucho que se reconozca la situación que viven estos niños y que se ayude”, aseguró Colque.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...