De la mano de Lionel Messi, Barcelona avanza a paso firme en la Liga de Campeones. Pasó por encima de un Milan desconocido, deslucido pese a sus figuras, y quedó prácticamente clasificado a los octavos de final de esta competencia.

El crack rosarino marcó un doblete en la victoria por 3 a 1 sobre los italianos. Messi empujó al equipo y adelantó al Barcelona a los 30 minutos del primer tiempo, de tiro penal, tras una falta a Neymar, y volvió a marcar en el minuto 37 de la segunda parte, luego de una pared con Cesc Fábregas. Busquets fue el autor del segundo tanto mientras el Milan descontó con un gol en contra de Piqué, que desvió un tiro de Kaká justo antes del descanso.

Con sus dos goles, el astro argentino acabó con la sequía después de tres partidos consecutivos sin marcar.

En el penal, Messi le pegó seguro, fuerte, al centro del arco y festejó con mucha seriedad. El segundo tanto llegó a las fuerzas cuando Neymar, Alexis Sánchez y el propio Messi inclinaban la cancha con mayor peso ofensivo que el que ofrecía Milan con Kaká, Robinho y luego con Ballotelli. Tras dar con un remate en el palo y luego de una perfecta pared con Cesc, Lionel no tuvo más que gambetear al arquero Abbiati en un mano a mano para mandar la pelota al fondo del arco.

El Barcelona de Martino pudo haber goleado pero lo fundamental fue que exhibió mucho más juego colectivo que en anteriores ocasiones.

Con esta victoria el conjunto catalán es líder del grupo H con 10 puntos, cinco más que el Milan.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...