“Conseguimos tres cortes de Enfermería para Santa Victoria Este. El primer año se iniciará en 2013, 2014 y 2015”.

“La idea de mi gestión en la universidad fue abrir una oportunidad, sobre todo para los más vulnerables”.

Asumió como rector el 11 de mayo de 2010, bajo la promesa de “defender el sistema único y gratuito” de la Universidad Nacional de Salta y el compromiso de brindar su apoyo a los estudiantes. Ahora Víctor Claros se propuso renovar su mandato y muestra como cartas de presentación la apertura de esa casa de estudio hacia el interior y el fortalecimiento de la sede central en Salta. Asegura que en los últimos tres años las finanzas universitarias se ordenaron, que logró desarrollar infraestructura y, sobre todo, otorgar becas y abrir comedores para empleados y trabajadores. Dice que lo suyo fue abrir la universidad a la comunidad, pero sobre todo abrirla para los sectores más vulnerables.

Ud. anunció la carrera de enfermería en Santa Victoria Este ¿cuánto avanzó ese proyecto?

En estos momentos tenemos 230 inscriptos que están haciendo el curso de nivelación. La mayoría son aborígenes, de distintos parajes e incluso hay mayores de 25 años que no terminaron el secundario para quienes hay un programa -el AM25-, que les permite ingresar rindiendo una evaluación de articulación. Creemos que hay más inscriptos, pero no nos llegaron todas las planillas por los cortes que provocaron las lluvias.

¿Cómo surgió la idea de llevar esta carrera a esa localidad?

Yo había visto la preocupación del expresidente Lula, de Brasil, por los aborígenes y aquellos que vivían en zonas alejadas. Entonces empezamos a hablar con el ministro de Educación de la Provincia, Eduardo Dib Ashur, para llevar la universidad a Santa Victoria Este. Coincidimos en que la mejor carrera era enfermería. Cuando festejamos el 40 aniversario de la universidad, el 11 de mayo, vinieron autoridades nacionales a los que les comenté esa idea, y que el día 29 íbamos a inaugurar el comedor en la sede de Tartagal. Una de las funcionarias se comunicó ese mismo día, con la Presidencia de la Nación y nos confirmaron que el 29, en la inauguración, íbamos a tener una teleconferencia la presidenta Cristina Fernández. Ese 29 de mayo cuando salimos en teleconferencia con la Presidenta, aproveché para pedirle la carrera y ella contestó que conocía Santa Victoria porque había inaugurado desde allí un ciclo lectivo y se comprometió a hablar con el ministro de Educación, para que eso se hiciera realidad. Esa misma noche me llamó el ministro (Alberto) Sileoni para que prepare todos los papeles y vaya a Buenos Aires.

¿Qué le dijeron en Buenos Aires?

Conseguimos tres cortes de Enfermería, o sea tres ediciones para iniciar el primer año en 2013, 2014 y 2015, tanto en Tartagal con extensión a Santa Victoria Este. A partir de ahí había que conseguir presupuesto para los cargos docentes, gastos de viaje, etc.

¿Y ya tienen el lugar para el dictado de clases y las prácticas?

El hospital nos colabora para que los estudiantes hagan las prácticas profesionales y allí también se hospedarán los docentes. En el colegio secundario, que está a cargo de un grupo de hermanas, se dictarán las clases. Incluso para el curso de ingreso que se dicta los jueves, viernes y sábados, los docentes se alojan en el hospital.

¿Cuándo van a comenzar las clases allí?

El 4 de abril. Mire, lo destacable es el esfuerzo que van a hacer los docentes para ir, porque si bien les damos un cargo adicional, hay que estar en el lugar. Allí, cuando llueve no se puede ingresar o no se puede salir. Yo creo que van a ser los verdaderos próceres.

En base a la inscripción, ¿qué características tienen los jóvenes?

La mayoría no tiene trabajo ni tiene otra posibilidad de estudiar. Hay un estudio que mostró que en los últimos diez años, de la zona de Santa Victoria Este solamente hay dos egresados de la universidad. Es una realidad muy fea. Entonces allí fue la secretaria de Bienestar Universitario para ver el tema becas. Vinieron muchas mujeres que nos dijeron que son de parajes alejados, entonces estamos viendo la posibilidad de un albergue para unas 20 personas. Otras nos pidieron que la ayuda sea en combustible porque la mayoría se maneja en motitos. Y seguimos viendo las becas de estudio bajo las condiciones que tiene: según el ingreso familiar y que aprueben 4, 3 o 2 materias al año.

Después de tres años de gestión ¿cuál es su visión sobre política universitaria?

Le respondo con un ejemplo. En el año 1973, el entonces rector Holver Martínez Borelli crea la sede de Orán y de Tartagal, para que comiencen a funcionar ese año. En el mismo acto administrativo crea la sede sur en Metán y Rosario de la Frontera, para que comience a funcionar en 1974. Se hicieron muchos intentos y al final se olvidaron de la zona sur. Entonces nosotros, cuando llegamos en 2010, nos propusimos crear esa sede o habilitar la ya creada. En julio de ese año fuimos con el vicerrector Miguel Angel Bosso, a Metán y Rosario y encontramos mucha resistencia, sobre todo porque les habían prometido esto y no cumplieron. En Rosario estaban pasando una situación muy delicada por el suicidio de jóvenes, y en Metán había problemas de adicciones. Eso lo expuse en Buenos Aires (Ministerio de Educación de la Nación) y hubo gente sensible que nos ayudó. Roberto Gramaglia (ex intendente de Metán) tuvo una fuerte intervención porque hizo la sede para la universidad en el expoliclínico. El Gobierno nos dio 5 hectáreas en Emeta para llevar Agronomía y otras 3,5 hectáreas en la granja. Ahí aparece el colegio San José de Murialdo y empezamos a dictar cinco carreras en Rosario de la Frontera: ingeniería agronómica, licenciatura en administración, electrónica, tecnicatura en alimentos y el profesorado en matemáticas.

¿Y qué resultados obtuvieron?

Hay una realidad: la Sede Sur ingresa en el tercera año. Y debo decir con orgullo que en 2011 fueron los de mejores rendimiento académico de toda la Universidad Nacional de Salta. Esto significa que los jóvenes de allí lo único que necesitaban era una oportunidad. Esa fue la idea de mi gestión, abrir una oportunidad, pero sobre todo para los más vulnerables. El problema no era que vayan jóvenes de Salta a la universidad de Tucumán. El problema eran los que no tenían la posibilidad de ir a la universidad. Hoy estamos llegando a casi los mil alumnos en la zona sur. En Tartagal pedían desde hacía 6 o 7 años la carrera de contador público nacional. Eso se gestionó en 2011 y tuvimos 405 inscriptos, la largamos de nuevo en 2012 y tuvimos otros 203 inscriptos. Y entre Orán y Tartagal hemos duplicado la oferta académica porque allí había 9 carreras y hoy se dictan 18, y tenemos en gestión dos más que son electrónica y recursos forestales para Orán.

Describe acciones o gestión...

La base del desarrollo es la educación, desde la primaria hasta la universidad. Y no solo el desarrollo de un país, sino que es también la posibilidad de darle a alguien la oportunidad de progresar. Siempre digo que los pobres también tienen derecho a ser profesionales. Ud. ve que llegan los que pueden, los que tienen capacidad económica y ¿por qué no puede ser profesional un aborigen y tiene que ser solo un peón?

Y ¿cómo analiza la inserción de la UNSa en la comunidad? Siempre se dice que están disociadas.

A la universidad no se la puede mantener cerrada. Los saberes y conocimiento ¿para qué sirven si no los transmitimos a la comunidad? Nosotros hicimos 300 convenios con gremios, asociaciones, cámaras, colegios, gobierno y estamos abiertos a más.

¿Tomó en cuenta esto para definir qué carreras crear?

Hicimos un relevamiento en la zona Sur para la Sede de Metán y Rosario de la Frontera. Electrónica y recursos forestales de Orán es por un estudio e incluso nos pedían agronomía. Enfermería en Santa Victoria creo que nadie discute. Contador en Tartagal tiene un relevamiento para dos o tres cortes como máximo. Estamos analizando crear en Cafayate algo relacionado con la energía solar y para la vid. También nos piden turismo.

Hay quienes no ven bien que un docente universitario trabaje en una empresa ¿Qué opina Ud.?

Depende del régimen de dedicación. Si es exclusivo está dedicado solo a la universidad y ahí sí creo que debería tener una mejor remuneración. El semiexclusivo solo tiene que dedicar 20 horas semanales y las otras las puede dedicar a las actividades que desee.

Pero ¿no le hace ruido que trabajen para empresas?

Me encantaría que todo aquel que enseñe haga práctica profesional. Un contador, si es semi, que tenga un estudio para transmitirle la experiencia a los alumnos y no sea solo teórico. Un ingeniero que no esté al frente de una construcción ¿cómo puede tener la vivencia? Lo mismo un enfermero. Son muy importantes las dos cosas, porque también necesitamos el docente exclusivo para que investigue.

Le cambio de tema ¿Cómo es la economía de la UNSa?

La Nación fija que de su presupuesto, las universidades destinen el 85% a sueldos y el 15% a funcionamiento. El año pasado, el Ministerio de Educación destacó que Salta y Córdoba estaban en el 86% para sueldos y eran las dos mejores en destinar fondos para funcionar. No fuimos a pedir plata para sueldos y del gasto de funcionamiento destinamos el 25% para becas de estudio, transporte y el comedor. Fueron 8 millones sobre casi 40 millones.

¿Cuánto es el presupuesto 2013?

Son $371 millones y hay que agregarle 20 millones más que surgen de la distribución de 400 millones que hace la Jefatura de Gabinete entre todas las universidades, y una grilla salarial de 9 millones. Esto sin contar los fondos para las Sede Sur, para Tartagal, para enfermería en Santa Victoria Este y la Sede Orán que son 20 millones más. Por eso también decimos que la apertura de la universidad con más carreras al interior no afecta a la sede central.

En la UNSa están en tiempos de campaña ya que el 12 de abril eligen a todas autoridades. Es lógico que cada sector exponga sus ideas, se discuta y demás. Pero muchas veces se dijo que “la universidad está muy politizada” ¿Qué piensa Ud?

Tengo 36 años de docencia aquí, soy recibido en esta universidad y dicen que el primer egresado en llegar a ser rector. Amo esta universidad. Me acuerdo cuando transcurría por las aulas y había elecciones, en la época de Rafael Marcelo Rivero y Juan Carlos Gottifredi (ambos exrectores), al mes o dos meses después de las elecciones no había ningún ruido, estaba todo tranquilo. A partir de 2004 se ha politizado. Esto no le sirve a la universidad porque la universidad lo primero que debe hacer es servirle a la comunidad. Es algo con lo que queremos acabar.

¿Por qué quiere seguir como rector de la UNSa?

Porque me lo pidieron. Mucha gente me dijo que no deje las cosas a medias y que afiance todo lo que hicimos en tres años. Y sobre todo porque lo poco que logré para mí y para mi familia se lo debo a la educación pública. Si no fuera por la universidad no hubiera llegado a nada. Creo que le tengo que devolver algo y por eso es mi interés por los más vulnerables. A mí no me vengan a decir que la universidad tiene que ser arancelada. Nunca! Demasiado impuesto hay para que exista la universidad, porque que un joven no pueda pagar la universidad ya es un pecado”.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...