Hoy se conocerán los resultados del peritaje que la fiscal Silvina González, de la Fiscalía Correccional Nº 4, ordenó que se realice en el Hospital Público Materno Infantil, a raíz de la muerte del niño de 7 años, oriundo de Isonza, por aparente negligencia y mala praxis de los médicos que lo recibieron. El fallecimiento de Luciano Martínez fue un escándalo que puso al nosocomio público en la mira de los salteños. 

Con los resultados de los exámenes periciales, cada una de las partes tendrá un tiempo procesal para analizar la información.

En diálogo con El Tribuno, el representante legal de la familia del niño, Pablo Tobío, explicó que “la madre está esperando que se haga justicia. Es lo único que quiere. Accionamos contra el Estado y contra los médicos”. Por el momento, la fiscal, según explicó Tobío, quiere preservar la información para que se pueda finalizar con la primera etapa de la investigación.

Actualmente, los médicos involucrados en la causa de Isonza son Walter Pereyra, José Muela y Alberto Aleman. “Estos tres profesionales tienen embargados los bienes”, expresó Tobío. Los dictámenes de los peritos no tendrán el carácter de vinculantes tanto para la fiscal como para el juez de la causa, sino que representarán solo una prueba.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...