Protesta. En la puerta del aula magna, donde se hizo el acto central, un grupo de estudiantes reclamó por las actividades depo rtivas.

El aula magna estuvo colmada. Afuera los estudiantes seguían los acontecimientos por una pantalla. Emociones, recuerdos y anécdotas de tiempos de estudio se entremezclaron. En el acto central por los 50 años de vida de la Universidad Católica de Salta hubo invitados especiales, entre ellos, el nuncio apostólico en Argentina, monseñor Paul Emil Tscherrig; el titular del Consejo de Rectores de Universidades Privadas, Juan Carlos Mena, y el representante de la Organización de Universidades Católicas de América Latina y el Caribe (Oducal), Pedro Pablo Rosso. También participaron el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, y el rector de la UNSa, Víctor Claros.

En una parte de su discurso el gran canciller de la Ucasal y arzobispo, Mario Antonio Cargnello, señaló que “nuestra universidad no puede permanecer en una actitud mediocre y solo receptiva frente a los avances de los conocimientos humanos. Crecer en la investigación seria, abierta a los desafíos del mundo, es un compromiso que debemos renovar”.

También mencionó un informe para la educación del siglo XXI de la Unesco (1995), donde se marcan los cuatros pilares de la educación moderna: aprender a conocer, aprender a hacer, aprender a vivir juntos y aprender a ser. “Estas son las respuestas al cambio”, dijo.

El rector de la Universidad Católica, Jorge Antonio Manzaraz, por su parte, dijo que “urge continuar la renovación y actualización de lo que denominamos los espacios curriculares del instituto para la integración del saber. Urge evangelizar todos los espacios curriculares en las distintas carreras, así aseguraremos una presencia diferente de nuestros egresados” en la sociedad.

Manzaraz agregó: “Que nuestra universidad no solo sea la más numerosa del país por nuestros estudiantes sino una de las mejores por la calidad educativa, por su constante búsqueda de la excelencia, por su compromiso social, por brindar oportunidades a los más postergados”.

Mena agradeció a la Ucasal porque “ha sido una universidad que ha respetado la tradición universitaria, pero ha sido a la vez innovadora. En el seno del sistema universitario argentino fue pionera en el uso de las tecnologías de la información y la comunicación aplicadas a la educación”. Rosso expresó su admiración por la trayectoria de la casa de estudios y habló de la coincidencia del aniversario con el inicio del pontificado de Francisco.  Durante el acto se entregaron distinciones.

 Docentes piden ser escuchados

No todo fueron festejos ayer en la Universidad Católica. El claustro de profesores, que desde la anterior gestión mantiene una postura crítica respecto de varias decisiones de las autoridades de la Universidad, planteó ayer la necesidad de una mayor apertura y mas diálogo entre los docentes y el equipo de conducción de esa casa de altos estudios.

En conversaciones públicas y privadas, los referentes del claustro plantean que la toma de decisiones unilaterales por parte del rector y sus colaboradores llevaron a cometer varios errores, y plantean la necesidad de establecer canales de diálogo en los que sus opiniones sean escuchadas. Como ejemplo de las decisiones erradas, mencionaron el conflicto por la práctica de actividades deportivas en el predio de la universidad, que comenzó a solucionarse recién esta semana.

“El papa Francisco plantea la necesidad de dialogar para encontrar la solución a los problemas, pero su mensaje no fue escuchado por la conducción de la Universidad” se quejó ayer un profesor consultado por El Tribuno. “La respuesta que recibimos cuando pedimos diálogo es que para eso están los decanos. Pero a los decanos los eligen ellos, y no hay espacios para una participación democrática” agregó.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...