Sobre la mesa ya hay algunas alternativas para tratar de paliar la falta de médicos pediatras. En Salud Pública no descartan una vía: convocar a profesionales de provincias limítrofes para cubrir guardias en el Hospital Materno Infantil.

Ricardo Carpio, secretario de Servicios de Salud de la Provincia, confirmó que una de las posibilidades para salir de la crisis es que la búsqueda traspase las fronteras. Sin embargo, aclaró que hay que esperar el resultado de un estudio que cuantificará las horas a cubrir y los profesionales que se necesitan en base a la demanda del Materno Infantil.

“Indudablemente hay un déficit. La oferta de médicos es inferior a la demanda, pero necesitamos precisiones. Los resultados estarán listos en los próximos días y veremos cuál es el camino a elegir”, agregó. Ante el desborde del servicio y un comprimido plantel de recursos humanos, los jefes de cuatro unidades de Cuidados Intermedios (CIM) renunciaron a sus puestos esta semana.

“¿Tendremos postulantes en Salta para las guardias que se necesitarán cubrir?”, deslizó Carpio. “Hay médicos que por su edad no quieren tomar horas, porque es una tarea que exige estar muy atentos. Muchos ya están cansados. Y Quizá jóvenes se negarán ya que dicen que económicamente no les conviene”, explicó el funcionario.

En los pasillos del Materno Infantil los padres destacaron el trabajo de los profesionales, pero se quejaron por las largas y cotidianas demoras. Todos coincidieron en la necesidad de que se incremente el plantel.

Al ser consultado sobre la aplicación de algún incentivo para atraer a más pediatras, Carpio afirmó que fue uno de los planteos que se evaluó, aunque no prosperaría. “Tenemos que contar con un financiamiento sustentable, debemos ser responsables y saber de dónde van a salir esos fondos. Hay profesionales que quedaron disconformes con el aumento salarial que se dio para este año (23,5%)”, expuso Carpio.

“Si fijamos un incentivo en dinero, los profesionales del interior y del primer nivel de atención también van a exigirlo. No se van a quedar de brazos cruzados ante un trato diferenciado. Por eso, en estos días tenemos que ver todas las probables soluciones”, reforzó el funcionario.

En diálogo con El Tribuno, Carpio dijo que lo lógico es que la convocatoria de pediatras se concentre en Salta, “pero hay un gran déficit. En todo este proceso apuntaremos al diálogo y sin perder de vista nuestro principal objetivo: dar atención a la gente”.

“Sin desmantelar el interior provincial”

La escasez de médicos es más acentuada en el interior provincial. Así lo admitió Ricardo Carpio, secretario de Servicios de Salud. ¿Qué hará el Gobierno ante un situación que parece no encontrar una solución inmediata? Los profesionales se niegan a ir a las localidades más alejadas por falta de incentivos. El panorama es peor aún cuando en la misma capital la cantidad de pediatras no resulta suficiente.

“No vamos a desmantelar el interior para llevar profesionales al Materno Infantil. Sí, pensamos redistribuir mejor el recurso humano. Hay gente preparada en cirugía, por ejemplo, entonces la llevaremos donde se la necesite”, expresó.

Poco interés

“En los últimos años vimos que no hay demasiado interés en los jóvenes profesionales en especializarse en pediatría, neonatología o cuidados intensivos”, cuestionó el funcionario provincial.

“Se está convocando a los interesados a un plan de capacitación con una residencia en clínica pediátrica. En otras oportunidades tuvimos poca demanda. También encararemos capacitaciones, con pasantías en el Materno Infantil, para mejorar la prestación del recurso humano”, indicó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...