El domingo 17, pasada las 9 de la mañana, Sofía Benítez de Ruiz radicó una denuncia en la comisaría 24 de la ciudad de San Ramón de la Nueva Orán por un intento de atropello por parte de Daniel Granados.

Al comando de una camioneta VW Amarok sin patentar, Granados intentó atropellar a Sofía Benítez, que conducía su bicicleta por la calle Dorrego al 500, frente al terreno que infructuosamente reclama su familia. Lo más destacado del suceso es que el conductor es yerno de Ramón Rosa Vivas, quien ocupa el terreno que hace más de 25 años pese a un fallo de la Justicia que determinó que la propiedad es de la familia Ruiz.

“Estamos cansados de hacer las denuncias, ya no sabemos adonde recurrir. Continuamente recibimos amenaza por parte de los integrantes de la familia Vivas. De las agresiones verbales ahora pasaron a la agresión física. Nos sentimos desamparados”, señaló angustiada Sofía.

El terreno usurpado está en la calle Dorrego 550 y pertenece al catastro 492 de la ciudad de San Ramón de la Nueva Orán. A fines del año pasado la familia de Ramón Vivas fue desalojada por una orden judicial que reconoció, después de 25 años, los derechos a sus legítimos propietarios. No obstante Vivas y su familia permanecieron en la vereda durante un mes y luego encadenados se manifestaron frente a la Catedral de la ciudad Capital por lo que estimaban una injusticia. La familia Vivas tiene en su poder un boleto de compraventas con el cual dicen acreditar la propiedad del terreno que ocupan.

Las autoridades provinciales y municipales consideraron la difícil y crítica situación e intercedieron en la adjudicación de una vivienda construida por el IPV para la familia Vivas, que cuenta con una discapacitada en el grupo familiar.

La vivienda adjudicada en Orán fue ocupada por los Vivas unos meses y luego fue abandonada por miembros de la familia para retornar a la prefabricada que montaron en el terreno del cual habían sido desalojados y que hasta el día de hoy siguen ocupando.

La causa que involucra a Ramón Rosa Vivas fue caratulada como usurpación, violación de domicilio, daños y desobediencia judicial.

Del ámbito de la Justicia

El secretario de Relaciones con la Comunidad de Orán, Federico Hanne, manifestó que el organismo que dirige, en reiteradas oportunidades, se puso a disposición de las dos familias.

“En lo que atañe a la familia Vivas hicimos todo lo que estuvo a nuestro alcance para arrimar una solución, pero nunca llega a buen puerto porque siempre hay nuevas pretensiones”. “Hace unos días estuvimos reunidos con la familia Ruiz para asistirla dentro de nuestras posibilidades. Estamos en contacto permanente con el intendente de Orán, porque somos consciente del problema, pero la situación excede nuestras atribuciones porque hay cuestiones que pertenecen estrictamente al ámbito judicial”, señaló Hanne.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...