El padre “Pepe” di Paola, más conocido como el cura villero, vino a Salta para inaugurar un centro para adictos del la Municipalidad y señaló que hasta ahora “nunca se hizo una lucha contra el narcotráfico”.

“Es una lucha que nunca se hizo (contra el narcotráfico). Aunque algunos dicen que es una guerra perdida. Lo cierto es que nunca hubo una guerra. Hay que eliminar el término guerra”, señaló.

El sacerdote también dijo que “hay que llegar a dos responsabilidad grandes: el Estado, que frente al narcotráfico es el responsable fundamental y la sociedad que tiene la responsabilidad de que los chicos no caigan en las drogas y si caen ayudar a los que lo hicieron”.

Consultado sobre por qué un chico cae en las drogas aseguró: “Hay una perdida del sentido de la vida que toca a los jóvenes de cualquier capa social. El pobre tiene menos recursos y apoyo y, por ende, la droga en su vida causa estragos”.

“Algunos dicen por cada uno que sacar de las drogas entran dos, pero si ese me ayudara capaz sacamos dos o tres. Hay que ayudar”, aseguró el cura.

El centro que se  inauguró se denominó padre "Pepe si Paola" y está ubicado en Balcarce 1315, de barrio El Pilar. 

En ese tipo de establecimientos e brinda atención preventiva, contención, recreación, orientación. El tratamiento será personalizado y continuo y arrancará sus actividades con 27 personas, muchas de las cuales fueron detectadas en trabajos de campo realizados por la Municipalidad capitalina.

Se prevé realizar la apertura de cuatro centros de igual magnitud en otros puntos de la ciudad, una nueva meta que permitirá dar continuidad al trabajo en pos de alcanzar una ciudad libre de drogas.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...