A poco menos de un mes de su constitución, la Comisión Provincial para la Prevención de la Tortura y otros Tratos Crueles, Inhumanos y Degradantes presentó la primera denuncia por un grave episodio ocurrido el 20 del corriente en el penal de Villa Las Rosas. Se trata del caso de dos jóvenes que fueron sometidos a vejámenes, lo que provocó que uno quemara el colchón de la celda en la que estaban alojados. Uno está en grave estado.

El organismo, creado por ley 7733, tomó conocimiento del hecho a partir del alerta que dio la psicóloga del Servicio Penitenciario, María Marta Diez, según informó la coordinadora Cristina Cobos. Las víctimas fueron identificadas como Pablo Cabrera y Juan Rivera, dos condenados por robo que fueron alojados en una celda de castigo del pabellón “M” por problemas de conducta. Cobos explicó que la comisión se constituyó en el hospital del penal donde está internado Rivera, quien presenta quemaduras en el 15% de su cuerpo. “El chico contó que los alojaron en paños menores y por el frío que comenzaron a sentir Cabrera pedía a los gritos que le alcanzaran la ropa y frazadas”, relató. Ante la negativa del servicio de proveerle abrigo, el detenido amenazó con suicidarse. Fue entonces cuando Cabrera le pidió a un celador el encendedor para prender un cigarrillo y quemó el colchón.

“Rivera relató que los guardiacárceles los sacaron a la rastra y los golpearlos hasta que llegó el jefe del pabellón, de apellido Giménez, quien les advirtió que los jóvenes estaban quemados”, expresó Cobos. Por la inhalación del humo, Cabrera resultó con las vías respiratorias afectadas y quedó internado en terapia intensiva del hospital San Bernardo. “Hablamos con la madre y nos dijo que el cuadro del chico es grave”, afirmó. Según Cobos, los familiares de los detenidos no fueron informados de lo que había sucedido y se enteraron cuando fueron a visitarlos a la cárcel. La comisión presentó una denuncia ante el fiscal de Causas Policiales y Penitenciarias, Gustavo Vilar Rey. Además de Cobos, integran la comisión Abel Cornejo (Corte de Justicia), Luis Félix Costas (Defensor General), Santiago Payo (senado), Pablo Biell (diputados), Pablo Alavila (Secretaría de Derechos Humanos), Carlos Lezcano (Colegio de Abogados), David Leiva (Encuentro por la Memoria, Verdad y Justicia).

Apremios ilegales en Orán

Lo ocurrido con los presos del penal de Villa Las Rosas se suma a otros casos denunciados contra las fuerzas de seguridad. El personal de la Policía de la Provincia también se vio involucrado en denuncias por apremios ilegales. La semana pasada, la ministra de Derechos Humanos, María Pace, fue receptora de denuncias de familiares de víctimas de estos delitos en la ciudad de Orán.

Ana Fernández reveló lo ocurrido con su esposo Miguel Castedo, quien fue golpeado por efectivos policiales el 27 de abril pasado, luego de ser sorprendido intentando escalar una tapia de una vivienda. Dijo que el hombre de 24 años sufrió fractura en la cabeza y en la columna y que permaneció varios días internado en el hospital San Bernardo, a donde fue trasladado de urgencia.

Elizabeth Nuñez denunció los casos de sus hijos Alexis e Iván, quienes aseguró fueron víctimas de apremios cuando fueron detenidos. “Creo que estas cosas pasan por la sensación de impunidad que reina de un lado y de otro, y esto obedece a la falta de decisión política del Gobierno para poner las cosas en orden”, expresó un vecino de barrio Caballito, uno de los más afectados por el flagelo de la droga. Con relación a lo ocurrido en la cárcel, el ministro de Seguridad, Eduardo Sylvester, dijo que fue informado, pero que no conocía en detalle lo ocurrido con los dos presos.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...