Ya lanzado los 500 productos con los precios congelados e iniciado el control de los mismos a través de organizaciones sociales afines al kirchnerismo, las primeras repercusiones de la medida comenzaron a conocerse: la Asociación de Supermercados Unidos defendió el control de precios “Mirar para cuidar” y remarcó que no hubo “ningún acto arbitrario”. Por otra parte, reconocieron la disparidad de costos de un producto entre una cadena y otra. En este sentido, según una asociación de defensa del consumidor, la disparidad llega al 300 por ciento.

En medio de la puesta en marcha de la reciente iniciativa oficialista, el director ejecutivo de la Asociación de Supermercados Unidos (ASU), Juan Vasco Martínez, negó ayer que las listas de 500 productos congelados se enmarquen en “un pacto” con el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, para esconder la inflación y aseguró que habría que “analizar si existe” en el país un proceso inflacionario.

En esta línea, el empresario destacó la labor de quienes realizan los controles al advertir que son “muy serios y responsables”. Para el directivo, ocurre que “algunos quisieron plantear como que se venía el aluvión zoológico y la verdad es que estamos viendo algo muy profesional, la experiencia que estamos viendo nos da la razón”.

Disparidad que preocupa

En la vereda opuesta a los elogios y al apoyo a la iniciativa, Susana Andrada, la presidenta del Centro Educación al Consumidor, denunció que “hay gran disparidad entre los precios” de las listas propuestas por el Gobierno “en distintas cadenas de supermercados, que llega al 300 por ciento” y advirtió que en la canasta publicada faltan productos básicos.

Las diferencias entre las listas de precios de 500 productos acordados por cada supermercado no fueron desmentidas por Martínez. Señaló que “ya se sabía que cada cadena había acordado precios diferentes y eso mismo se puede constatar con las listas”.

“No es algo que esté fuera del acuerdo, sino todo lo contrario”, destacó.

“Por ejemplo, cuando dicen que una naranja en Walmart sale algo muy distinto al mismo producto en Coto, no están tomando en cuenta la gran diferencia de calidad que hay entre ambas”, dijo.

Según mediciones privadas, las mayores variaciones entre supermercados se dan en frutas y verduras.

La medida oficialista

Los supermercados que entran dentro del congelamientos son: Carrefour, Coto, Walmart, Jumbo, Disco, Vea, Libertad, La Anónima y Cooperativa Obrera. Las mayores brechas se dan en frutas y verduras, aunque también hay grandes variaciones en almacén, carnes y bebidas.

Las grandes cadenas estarán obligadas a ofrecer los 500 productos, a diferencia de comercios medianos y pequeños. Sin embargo, en ciertos casos, los productos raramente suelen aparecer en las góndolas, como por ejemplo el azúcar Dominó a $2,80. Del listado también surgen promesas sorprendentes, como encontrar el litro de leche de Cindor a $6, cuando en general está al doble.

Cabe recordar que la medida se prolongará hasta octubre.

El índice de precios porteño

Por su parte el ministro porteño de Hacienda, Néstor Grindetti, defendió la iniciativa que lanzó el jefe de Gobierno, Mauricio Macri, de elaborar el índice de precios propio y volvió a criticar el denominado plan “Mirar para cuidar”, al destacar que “es otro manotazo de ahogado y una nueva desprolijidad” ante el problema de la inflación.

En coincidencia con Grindetti, la representante de los consumidores definió que la nueva medida oficial para controlar la inflación “es un manotazo de ahogado” y advirtió que los usuarios “no tienen buena información” porque, expresó, “todavía no publicaron los precios en ningún lado”.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...