Desde esta mañana, la ciudad de Rosario de Lerma vive una situación tensa que amenaza con descontrolarse. El Sindicato del Cuero llevó a cabo una protesta en pleno centro, en reclamo por la entrega de viviendas. Los manifestantes interrumpieron la sesión del Concejo Deliberante y amenazaron con tomar el pueblo. Muchos comerciantes decidieron cerrar sus puertas, por temor a que se produzcan desmanes por la actitud agresiva de la protesta. 

La policía se vio desbordada y pidieron refuerzos a las localidades vecinas. Se viven momentos de mucha tensión.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...