Una negligencia municipal puso en riesgo la vida de una familia cordobesa que vacacionaba en San Carlos. Al momento de realizar una obra al costado de la ruta, no había ninguna señalización y mientras se producía un derrumbe los vehículos seguían transitando lo que podría haber terminado en una verdadera tragedia.

“Nos aventuramos en venir a conocer Salta, Cafayate, San Carlos, Cachi. Pero esto casi terminó en una tragedia”, contó José Puchetto a El Tribuno.

Sobre la ruta nacional 40, a unos 20 kilómetros de Cafayate, un camión abrió una compuerta de riego, lo que provocó una avalancha.

En ese momento el automóvil que transportaba a la familia Puchetto (junto a su mujer y su hija de seis años) fue víctima de esta avalancha. El hecho se agravó ante la falta de señalización en el lugar. “No había un banderillero, un cartel, nada; apenas dos conos anaranjados insignificantes”, denunció el hombre notablemente molesto.

Por este hecho las personas que abordaban el auto sufrieron pequeñas heridas, aunque el vehículo tuvo daños irreparables.

El hecho sucedió el viernes por la tarde y la familia desde ese día se encuentra en ese pueblo sin posibilidad de moverse ante la rotura del automóvil y la falta de dinero por los gastos que tuvieron ante esta desgracia.

Puchetto destacó que ante su insistencia pudo comunicarse con el intendente de la zona, quien les brindó hospedaje en la Hostería de San Carlos a cargo de la Municipalidad. Asimismo, reconoció que le remolcarán mañana el auto hacía la capital salteña.

Sin embargo, Puchetto advirtió que nadie se hizo cargo de los daños materiales sufridos ante la negligencia municipal por no señalizar al momento de realizar una descarga de agua al costado de la ruta.

Hoy la familia cordobesa se encuentra varada y sin posibilidades económicas de retornar a su provincia natal.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...