Comprar un terreno o una casa se escapó más del bolsillo y de los ahorros de los salteños. En 12 años el valor se elevó por arriba del 600%. La inflación tornó más inaccesible estas propiedades e influyó en el déficit habitacional.

En el 2000 el promedio de la compraventa de inmuebles en Salta era de $25.876. Pasó la histórica crisis económica nacional del 2001, un coletazo de la debacle internacional de 2009 y una acelerada suba de precios. Así, en el 2012 el promedio de las adquisiciones fue de $178.993. Los valores se desprenden del informe “Escrituración de inmuebles en la provincia”, que elaboraron el Consejo Profesional de Ciencias Económicas y el Colegio de Escribanos de Salta. La cotización de un bien depende de sus metros cuadrados y de su ubicación. En base a las escrituraciones realizadas se determinó un monto promedio de las operaciones inmobiliarias.

En los últimos 10 años los ingresos de las familias se acrecentaron, aunque no hubo un calcado relato en el poder adquisitivo. Si bien el salario mínimo vital y móvil (SMVM) pasó de $250 en 2003 a $2.875 a fines de 2012, el proceso inflacionario (entre 23% y 25% al año) devoró las mejoras, sobre todo al momento de comprar alimentos. Casi el mismo resultado tuvieron las paritarias, que rondaron el 20% anual. Poco o nada de margen quedó para el techo propio.

“Hubo un fuerte impacto de la inflación. Los precios de los inmuebles se fueron para arriba. La propiedad se hizo más inalcanzable para la mayoría. En cambio, para aquellos que tienen mayores recursos fue un excelente refugio. Hoy la gente que dispone de algunos pesos de más recurre a los fideicomisos (para construir viviendas) porque le conviene. Ahí sus ahorros están cubiertos”, explicó Lucas Dapena. El economista estuvo al frente del informe que presentaron las dos instituciones días atrás.

Desde ahora, contadores, economistas y escribanos publicarán en forma mensual el índice de escrituraciones de la Provincia. Este indicador económico será un termómetro de las operatorias inmobiliarias, de la construcción y de la economía local. Para el primer análisis tomaron el período 2000 - 2013.

En 2011 el monto promedio de las operaciones de compraventa se ubicó en $193.903 y en 2012 bajó a $178.993. Las restricciones cambiarias implementadas por el Gobierno nacional en octubre de 2011 hicieron mella en el mercado salteño. Sin embargo, estos precios están arriba del 600% de los $25.000 asentados en el 2000.

Entre 4 mil y 5 mil al año

Este notorio incremento de precios, saturado por la inflación, no tuvo la misma escalada en la cantidad de escrituraciones. Entre 2000 y 2012 la evolución fue apenas del 19,4%. En el año base del análisis hubo 4.260 compraventas de inmuebles. En 2012 se llegó a 5.088. En ese lapso, el 2006 fue el período con mayores registros: 5.890. Le siguieron el 2007, con 5.855, y el 2008, con 5.589.

En 2009 la recesión del primer mundo tuvo eco en la economía de Salta. La cantidad de escrituraciones se redujo a 4.885.

La última caída en la plaza local se disparó en los últimos meses de 2011. Ese año hubo 5.632, mientras que en 2012, 5.088.

Imparable costo de la construcción

Edificar una vivienda tipo Fonavi, de 44 metros cuadrados, se encareció casi en $10 mil en tan solo 12 meses.

Indicadores del costo de la construcción que confecciona el Consejo Profesional de Agrimensores, Ingenieros y Profesiones Afines (Copaipa) también evidencian las consecuencias del imparable proceso inflacionario en el país.

10 mil más

En junio del 2012 el costo de la vivienda social era de $171.188,14. Para idéntico mes de este año se necesitaron $9.662,45 más. Según el Copaipa, el valor de la construcción se ubicó en $ 180,850.59.

En el sexto mes de 2008 la casa de 44 metros cuadrados solo demandaba $73.813,19 a una familia. El incremento en porcentaje alcanzó el 145%. En dinero, se trata de $107.037,4.

 

Las operaciones cayeron el 31% en junio

LUCAS DAPENA, ECONOMISTA

Una brusca caída en la compra- venta de inmuebles se registró en junio pasado en la provincia. En ese mes hubo 285 operaciones, el 31,33% menos que igual período de 2012. Así lo marca el documento “Escrituración de Inmuebles en la Provincia”, que publicaron el Colegio de Escribanos y el Consejo Profesional de Ciencias Económicas de Salta. Ambas entidades se comprometieron a difundir mes a mes el indicador de la actividad inmobiliaria.

El 2013 arrastra los efectos de la restricción a la divisa norteamericana que mantiene la Casa Rosada ante la escasez de billetes verdes en el país. En la actualidad la compra está autorizada (aunque la AFIP rechaza la solicitud a varios) únicamente para los viajes al exterior.

En abril de este año se asentaron 403 operaciones de compra de terrenos o casas, el 1,95% menos que el mismo mes del 2012. En mayo, con 408 actuaciones, la caída anual fue del 7,27%.

El dinero

Al analizar los montos generados por las operaciones de junio, se determinó una disminución económica del 20,71%.

En abril y mayo los resultados fueron positivos: 12,71% y 28,66%, respectivamente. Las cifras resultaron de comparar esos períodos con iguales tramos mensuales del año anterior.

La suma de valores de terrenos, casas y locales consignados en la escritura arrojó para el 2000 un movimiento de $110.232.506. Al poner un corte en la línea del tiempo, se observa que en 2012 (cuando se alcanzó $910.717.390), el crecimiento en cuanto a la totalidad de operaciones fue del 726%. No se trata de una cifra “limpia”, ya que hay que tener en cuenta la inflación y que hubo un 19% más escrituraciones.

En Salta, el mercado inmobiliario movió la cifra más alta de los últimos años en el 2011. Al cerrar ese ejercicio se llegó a $1.092.064.071. Tras el cepo al dólar, la curva empezó claramente a descender.

.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...