Un encuentro binacional que no pasará desapercibido. Los presidentes de Argentina y Paraguay dieron ayer los primeros pasos para lo que denominaron la reconstitución del Mercosur, en un encuentro en que las coincidencias en fortalecer el comercio energético estuvo en la cima del diálogo.

Tanto Cristina de Kirchner como su par paraguayo, Horacio Cartes, coincidieron en que comienza una nueva etapa donde se profundizará Yacyretá, el comercio gasífero y petrolero, y en donde el principal objetivo continuará siendo la guerra contra la pobreza, que afecta a ambos países. Es que luego de que a mediados de 2012 un “golpe parlamentario” destituyera al entonces presidente paraguayo Fernando Lugo por la matanza ocurrida días antes en Curuguaty, en donde un enfrentamiento entre policías y campesinos dejara 17 muertos, todo el Mercosur sancionó al país vecino con la expulsión del bloque comercial.

Pero ayer, a pocos meses de que asumiera en abril la Presidencia paraguaya, Cartes desembarcó en Argentina, primer país desde que llegó al poder, para iniciar la nueva etapa.

Si bien una vez que se restituyó el poder democrático, el Mercosur reincorporó a Paraguay al bloque, el Parlamento de Asunción aún no reconoce a Venezuela como miembro de pleno derecho del bloque, con quien demostró grandes diferencias, y que es un socio vital del grupo.

Lo cierto es que tanto Argentina como Paraguay sellaron en un almuerzo en Casa de Gobierno los vínculos, en donde la presidenta Kirchner resaltó la visita de Cartes, al señalar que “su presencia no es solo una visita de Estado, sino la reconstitución de una política de Estado, el Mercosur, que significa un poderoso elemento que permite el desarrollo de nuestros países”.

Por su parte, Cartes destacó que “con Argentina nos unen muchas cosas, ríos importantísimos y represas”, a lo que Cristina completó: “También nos une la articulación que tenemos como miembros integrantes y fundadores de nuestro primer organismo, el Mercosur”.

Cristina le entregó a Cartes el sable del general José de San Martín, que había legado a Juan Manuel de Rosas, y que este a su vez había entregado al prócer paraguayo, el mariscal Francisco Solano López.

“El Paraguay fue víctima de esa vergenza que aún nos duele que fue lo que se denominó Guerra de la Triple Alianza”, dijo Cristina.

Finalmente, prometió que en la primera visita que realice a Paraguay entregará “todo el mobiliario que le fuera secuestrado al mariscal que hoy está en un museo de Entre Ríos”.

Del almuerzo participaron el gobernador Daniel Scioli y el primer candidato “K”, Martín Insaurralde, ministros y funcionarios.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...