River Plate superó esta noche sin problemas 2-0 a Liga de Loja en el Estadio Monumental y clasificó a los cuartos de final de la Copa Sudamericana 2013.
Los goles del equipo argentino los anotaron el colombiano Teófilo Gutiérrez y Manuel Lanzini, para cerrar la serie global por 3 a 2.
El próximo rival de River en el certamen será Lanús y el partido de ida lo jugarán el 30 de octubre, en el Estadio Néstor Díaz Pérez.

River fue intenso desde el comienzo del partido porque salió a buscar la ventaja y se paró en campo contrario, intentando marcar ese gol que lo deposite en la siguiente instancia.
Los primeros quince minutos tuvieron cuatro chances claras de River para abrir el marcador, pero falló en la definición y las desaprovechó.
A los 5, Gutiérrez se metió en el área, tocó para Federico Andrada y este abrió para Leonel Vangioni, quien remató apenas desviado y bajo sobre el palo izquierdo.
Poco después, Germán Pezzella cabeceó a las manos del arquero Fernández, más tarde, Gabriel Mercado habilitó a Gutiérrez por izquierda y este disparó afuera. Y a los 15, tras habilitación del colombiano Carlos Carbonero, Manuel Lanzini disparó desviado y alto.
Con el correr de los minutos, River se fue diluyendo y Loja se paró un poco más arriba, pero no consiguió controlar el balón, no fue punzante y se reiteró en pelotazos que fueron controlados por la defensa "Millonaria".
El único disparo que tuvo la visita, en su jugada más peligrosa, fue a los 18 minutos. Jonny Uchuari metió un tiro libre al área que desvió Renato en el primer palo y se fue cerca.
Pero, River, finalmente consiguió la ventaja a los 36, con un pase entre líneas de Ariel Rojas, la capturó Lanzini, quien ante la salida de Luis Fernández tocó al medio para Gutiérrez, delantero que definió al gol.
En la segunda parte, a River le costó sostener el ritmo, quizás porque Ramón Díaz decidió sacar a Cristian Ledesma y Ariel Rojas y colocar a Leonardo Ponzio y Matías Kranevitter.
Loja, por su parte, nunca tuvo reacción, ni siquiera al verse eliminado, y nunca sacó a relucir su orgullo.
River pudo aumentar a los 18, cuando Gutiérrez llevó una pelota, cedió para Vangioni, quien remató y controló abajo Fernández.
El gol de la tranquilidad llegó a los 26, cuando Lanzini, tras llegar el esférico por el medio, disparó cruzado al lado del palo derecho para aumentar.
River fue dominador y aunque no fue demasiado claro, se terminó quedando con justicia con el partido para clasificar a los cuartos de final.
Después del segundo tanto, los hinchas "Millonarios" se acordaron de Boca Juniors, a diez días del esperado Superclásico, en el Monumental.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...