Hoy, en el país, 4 de cada 10 niños y adolescentes de hasta 17 años vive en condiciones de pobreza. El 39,5%, casi 5 millones de personas. Una proporción que es 13% más alta respecto de la población adulta. Además, uno de cada 10 integrantes de esta franja etaria no logra cubrir sus necesidades nutricionales básicas, es decir, es indigente.
Así lo estimó, a falta de estadísticas oficiales, el Centro de Investigaciones Participativas en Políticas Económicas y Sociales (CIPPES), en base a la comparación de los ingresos relevados en forma trimestral por la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) del INDEC y las canastas del Indice Barrial de Precios (IBP).

La primera conclusión que arroja esta radiografía socioeconómica es que la condición de pobreza afecta mucho más a los niños y adolescentes (que suman el 30,74% del total de la población) que a los adultos. Ya que la incidencia de la pobreza sobre la población total (de todas las edades) ascendía, en diciembre de 2012, al 26% del total.
La pobreza en esa franja de menores se redujo entre junio y diciembre del año pasado en un 2,2%. Así como también se contrajo en la franja de todas las edades (del 27,09% al 26,07%).
De todas maneras, “la pobreza sigue siendo el principal desafío pendiente que tiene el país. Y un primer paso para solucionarlo es aceptarlo y visualizarlo en las estadísticas públicas”, señalan los responsables del CIPPES.
Al analizar la situación en las distintas provincias, la incidencia de la pobreza sobre niños y adolescentes varía en forma considerable, si bien en todos los casos el fenómeno afecta a los más jóvenes.
En Córdoba, la escasez de recursos afecta a más de 400.000 chicos y adolescentes menores a 18 años, lo que representa el 41% de la población provincial. Estas tasas resultan mayores a las de la Provincia de Buenos Aires, donde es afectado el 38,6%: más de 1,8 millones de bonaerenses hasta 17 años. Además, “este último número refleja el peso importante de la Provincia en términos poblacionales, ya que esta tasa difiere en menos del 1% de la tasa sobre niños y adolescentes a nivel nacional”, destaca el estudio.

La provincia donde más afecta la pobreza en este segmento es Chaco, donde el 71% de sus chicos vive con ingresos familiares por debajo del umbral de pobreza. Después le sigue Salta con el 47,5% y Tucumán con el 46,7%.

En cuanto a la indigencia, Chaco posee el 9,3%, lo sigue Córdoba con 7,26% de la población, y continúa Salta con 6%, mientras que otros estados provinciales relevados como Mendoza tiene el 3,9%, el Gran Buenos Aires 5,6%, Tucumán el 4,2%. El estudio señala que la indigencia afecta a 1,2 millones de niños. Esto representa el 10% del total, una tasa que casi duplica el valor de la indigencia medida sobre la totalidad de los habitantes (5,91%).

Salta, entre la mayor en alza de precios

Centro de Investigaciones Participativas en Políticas Económicas y Sociales también dio a conocer que Salta es una de las provincias donde más aumentaron los precios de la canasta básica. En este sentido, señaló que “en lo que va del año 2013, los precios en Tucumán fueron los que más crecieron, y ya sumaron un 13,18% semestral, le siguieron Salta con un alza del 11,33% y conurbano bonaerense con un 10,19% de alza en el mismo período; en Córdoba los precios subieron un 10,04%.

Fuente: CIPPE y Clarín
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...