La patada inaugural del Mundial de Fútbol Brasil 2014, será de una persona parapléjica. El encargado de esta tarea, cuya identidad permanece en secreto, portará un exoesqueleto eléctrico, que estará bajo el control de su cerebro y se trata de un invento de la tecnología brasilera. El traje no solo le concede al portador, poder caminar y patear el balón, si no le permitirá experimentar el sentido del tacto gracias a circuitos electrónicos, que enviaran señales al cerebro por medio de una piel artificial.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...