El martes pasado, Jesús Ignacio Zelaya dejó una carta para su familia a modo de despedida. Por algún motivo, decidió irse de su casa en Orán a bordo de su bicicleta. Desde ese momento, su entorno lo buscaba intensamente. 

Finalmente, apareció anoche cerca de la localidad de Cobos, a unos 15 km de General Güemes. Agentes del 911 divisaron al chico en la ruta nacional 9, tenía como destino Salta capital; sin embargo, en el momento de ser encontrado regresaba a Orán, de donde es oriundo.
La Policía lo encontró a las 21, cuando retornaba a su casa en bicicleta, y lo trasladó a la dependencia de Cobos, donde esperó por sus padres y tíos. “No quiso decir nada, solo que venía haciendo promesas y esta era una más”, sostuvo un efectivo de dicha dependencia sobre la decisión de Jesús Zelaya.

En un primer momento, tras el hallazgo del adolescente, se pensó que había sufrido un accidente y tendría lesiones leves. Sin embargo, los efectivos descartaron dicha posibilidad. Su tía Miriam, en diálogo con El Tribuno, expresó la felicidad de haber encontrado a su sobrino que era buscado por todos los rincones de Orán y de la zona. “Toda la familia está muy contenta porque apareció, fueron días desesperantes, lo buscamos por todas partes”, expresó.

“Cuando se fue solo dejó una carta que manifestaba que era ‘el momento de partir’, nada más. Ahora cuando lo vayamos a buscar y lo veamos vamos a saber bien cómo está, nos habían dicho que estaba golpeado por un accidente. Yo hasta que no lo vea no me voy a quedar tranquila”, sostuvo Miriam con sentimientos encontrados, feliz por su aparición y con los nervios lógicos por haber pasado días plagados de tensión. 

Uno de los datos fundamentales lo aportó un amigo de Jesús, quien volvía de Pichanal para Orán y divisó al joven en bicicleta.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...