La Cámpora salteña quiere presentar lista propia en las elecciones del Colegio de Abogados. Aunque nada hay oficial, todavía, la cabeza visible de la lista no será el referente de la corriente, el ex concejal Martín Avila, sino que están en tratativas con el ex presidente del Colegio e histórico dirigente del PI, Martín Díaz, a quien secundaría Rafael Benegas.

La estrategia cuenta con guiños del gobierno provincial, que vería con agrado que los camporistas le den un dolor de cabeza a Eduardo Romani, quien no muestra la docilidad que Juan Manuel Urtubey preferiría.

Martín Avila hizo méritos en un campo que para los camporistas es vital: logró la demolición del monumento al combate de Manchalá, a despecho de que ese enfrentamiento con el ERP tuvo lugar durante el gobierno democrático de María Estela Martínez de Perón.

Los jóvenes camporistas, además, impulsan la creación de una Asociación de Abogadas y Abogadas de Salta, paralela y eventualmente antagónica con el Colegio. La entidad que concibió Ávila pero encabeza formalmente Jacqueline Cobo, no tiene personería pero inauguró su sede en el barrio 20 de febrero. En la fiesta descubrieron una placa Rodolfo Urtubey y Pablo Kosiner. A pesar de las cercanías de los camporistas con el discurso abolicionista hubo muchas sonrisas. Curiosamente, el senador Urtubey fue el ideólogo de los superpoderes para la policía, sancionados el año pasado, y el diputado Kosiner no atraviesa su mejor momento, ya que él era el ministro cuando se produjeron la muerte de las turistas francesas, las torturas en varios puntos de la provincia y la enigmática muerte del comisario Néstor Piccolo.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Encuesta

De 7 a 8.30 los colectivos será de uso exclusivo para alumnos, docentes y personal de salud y seguridad. ¿Estás de acuerdo con la medida?

Importante ahora

cargando...