La foto de los presidentes de Argentina y China firmando el convenio para financiar la reactivación del ferrocarril Belgrano Cargas renovó expectativas entre los sectores productivos del norte. Es que desde 2004 que el Gobierno nacional viene realizando anuncios para la recuperación del tren, pero las obras han llegado a cuenta gotas.
La explicación de la reclamo es clara. Sacar la producción exportable de las provincias del norte, sobre todo de Salta y de Jujuy, es carísimo. Ejemplos: del 100% del costo de producción de una tonelada de soja, el 30% corresponde a flete; y en el caso del maíz, la cifra sube al 50%. La lejanía les cobra competitividad a los productores, además de tiempo ya que el limitado e irregular servicio que hoy presta el tren circula a una velocidad de 3 kilómetros por hora. Así, el transporte sigue en manos de los camiones.
El convenio con China incluye el denominado Ramal T, que une el puerto de Rosario con Avia Terai (Chaco) y de allí se divide hacia el este hasta Barranqueras y hacia el noroeste hasta Embarcación (Salta).
"Abarca el cordón más productivo del norte y en una zona plana con lo cual podemos transportar hasta 65 o 70 vagones con una locomotora", dijo a El Tribuno, el presidente de la empresa Belgrano Cargas y Logística, Marcelo Bosch, minutos después de que los presidentes Cristina Fernández de Kirchner y Xi Jinping firmaran el acuerdo en Casa Rosada.
Y explicó: tras la asunción de Florencio Randazzo al frente de Transporte se renegoció el acuerdo con China, entonces, el documento que originalmente preveía un 85% de materiales y obras ejecutadas por firmas chinas se dividió por la mitad: el país asiático provee los materiales y maquinarias (50% de la inversión), y la obra la ejecutan empresas argentina en base a licitaciones que harán la sociedad estatal Administración de Infraestructuras Ferroviarias y el Belgrano Cargas (el otro 50%).
Bosch detalló el proyecto y los plazos. Se harán 991 kilómetros de vías a nuevo en el Belgrano Cargas y 520 en el ramal San Martín. Se comprarán a China 100 locomotoras, 1.500 vagones y repuestos para recuperar 2.000 vagones en talleres argentinos. Entre diciembre de este año y enero de 2015 se prevé la llegada de una parte de los materiales para las obras, las que demorarán entre 2 y 3 años. Los vagones comenzarán a llegar en abril del próximo año y cinco meses después las locomotoras. La entrega del material rodante debe completarse hasta agosto de 2016.
Expectantes y escépticos
Desde 2004 a la fecha escaso ha sido el avance para recuperar el tren. El economista Félix Piacentini, director de Noanomics, es escéptico ante el convenio. "Al día de hoy hay muy pocos avances y de hecho desde 2011 no hay nuevas licitaciones de obras", remarcó. Estimó que desde 2009 y con fondos de la Corporación Andina de Fomento (CAF) "solo se renovó el 20% de las vías".
Si el tren funcionara en condiciones, Piacentini calculó que los productores del norte ahorrarían 200 millones de dólares al año en flete. Los minerales saldrían por los puertos de Chile y los granos por el de Rosario. Por esto todos esperan que esta vez los anuncios se hagan obras.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...