Después de la partida de Juan Román Riquelme con destino a La Paternal, Boca Juniors quedó acéfalo de ídolos pero no de referentes. Agustín Orión, uno de los hombres más experimentados del vestuario xeneize, recibirá la cinta de capitán de manos de Carlos Bianchi, un claro mensaje que los Riquelmeanos que todavía quedan en el plantel deberán tener en cuenta a partir de hoy.
En rol más protagónico que nunca, el uno dialogó Olé, donde analizó la era que comenzará hoy cuando el xeneize enfrente a Huracán por la Copa Argentina. La era post Riquelme.
"El grupo es más importante que cualquier individuo. No tenemos que buscar reemplazar a Riquelme. El nosotros por arriba del yo tiene que estar siempre" manifestó quien mamó la experiencia de Alejandro Sabella durante la última Copa del Mundo, una enseñanza que pretende aplicar en Boca: "En el Mundial éramos 23 con un objetivo común y formas bien claras, el grupo por arriba de lo individual. Aceptar dejar los egos de lado y el rol que te toca. Dar siempre sin esperar recibir".
Sobre el rendimiento en el último amistoso frente a Nacional, Orión manifestó: "No hicimos el partido que queríamos pero soy consciente que el grupo está saliendo de una pretemporada dura y siempre es bueno sumar 90 minutos contra un rival internacional. Con minutos de fútbol y conociendo a los nuevos, Boca va a mejorar y va a ser protagonista de todo".
Sobre los objetivos que se traza Boca para el próximo semestre, además de sobrellevar lo que significa la ausencia de Riquelme, Orión reconoció que el primero es "entrar a la Libertadores 2015" porque "el club no se puede dar el lujo de no participar", misión que implica consagrarse en el próximo Torneo de Primera División, ser campeón en la Copa Argentina o llegar más lejos que cualquier compatriota en la Copa Sudamericana.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...