Un despido masivo de 19 empleados del club Quilmes afiliados a la Unión Trabajadores de Entidades Deportivas y Civiles (Utedyc) amenaza con paralizar el arranque del fútbol argentino el próximo fin de semana.
El gremio amenaza con no prestar servicio en ninguna cancha del país durante el próximo fin de semana a raíz de los despidos en Quilmes, club que preside Aníbal Fernández, que se conocieron en la mañana de ayer.
"Si no se soluciona lo de los empleados echados en Quilmes corre riesgo el inicio del torneo", declaró ayer en el programa Indirecto (TyC Sports) el secretario general del gremio, Rodolfo Fernández.
El miércoles pasado, unas horas después de que se conociera la noticia del fallecimiento de Julio Humberto Grondona, la AFA comunicó la suspensión de todas las actividades y un duelo de siete días.
El inicio del campeonato, entonces, se vio postergado para el fin de semana siguiente, aunque ahora este nuevo conflicto pone en riesgo el comienzo de las actividades.
El despido masivo se llevó a cabo luego de que el club tomara la decisión de reducir drásticamente el personal.
Los empleados, entonces, se declararon en huelga, hicieron la denuncia en el Ministerio de Trabajo y propusieron una movilización, que mutó a este anuncio que hizo el propio Fernández.
"No va a empezar el fútbol hasta que no se reincorporen los empleados de Quilmes despedidos", anunció el dirigente gremial.
Cabe destacar que a comienzos de junio Utedyc pidió a la AFA una reunión "urgente" para combatir "el trabajo en negro y la precarización laboral en los clubes de fútbol".
La decisión fue adoptada en una asamblea que contó con la presencia de 300 delegados y trabajadores de los 33 principales clubes de fútbol.


Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...