Los problemas territoriales volvieron a la misión originaria de El Chañaral, de Rivadavia Banda Sur.
Al menos unas 100 personas están impidiendo que se alambre una propiedad en pleno monte chaqueño. Pertenecen a unas 50 familias wichi que viven en la zona y que están siendo apoyadas por los caciques de territorios cercanos.
El miércoles, a las 19 aproximadamente, decidieron cortar los alambres, quemar los postes y sacar a los operarios que estaban trabajando.
A la información la confirmó el oficial Vizgarra, actual jefe de dependencia del destacamento Rivadavia.
Según los originarios, el lote correspondería a un empresario oranense llamada "Alejandro Gareca" que viene intentando cercar su campo desde junio de 2013.
Desde hace tiempo se viene luchando por lo que consideran es su propiedad.
Los originarios pertenecen a la comunidad wichi y aseguran que con los alambrados se les cercena las posibilidades de desarrollar el modo de vida que aprendieron desde generaciones inmemoriales.
En ese mismo junio del año pasado también destrozaron el alambrado y fueron las mujeres las que llevaron adelante la acción.
El cacique de la comunidad, Martín Acosta, aseguró en ese momento que con el cercado le cortarán el acceso al Bermejo.
"Tampoco van a pasar los animales grandes, que son los que cazamos para alimentarnos. No vamos a poder buscar leña para cocinar y para el invierno. Además muchos se mueven con sus familias y sus cosas cuando el río va quedando chiquito y se vuelven cuando crece. ¿Y ahora? ¿Cómo vamos a hacer?", señaló el cacique.
Desde la otra parte, el finquero acusa a los wichis de robarle la leña e invadir su terreno; por eso quiere alambrar, para que nadie pase.
El caso estaba en manos de la jueza Norma Vera, pero en junio último pasó como integrante de la Sala IV del Distrito Judicial Centro.
Ahora será la fiscal del distrito judicial Orán, Mónica Viazzi, quien deberá decidir sobre la situación que se originó en el paraje a 5 kilómetros de la ciudad de Rivadavia.
Un mal pronóstico
Los wichis admiten que están preocupados porque hasta el lugar del conflicto llegó una dotación de policías de la Provincia.
Lo más extraño es que estaban movilizados en la camioneta de Gareca. El oficial Vizgarra no lo negó y argumentó que fueron en un vehículo extraoficial porque la camioneta "está con desperfectos mecánicos".
Es por eso que ya se movilizaron también los delegados wichi de las misiones San Felipe, El Cocal, La Esperanza, Brealito y Rivadavia.
Su situación es complicada ya que están siendo encerrados por finqueros que les impiden el paso a lugares de caza, pesca, agua y leña.
El territorio que le queda es una franja triangular de unos 13 km de largo. En la parte sur está delimitado por la ruta provincial 13 donde hay no más de 5 km. A medida que la franja va llegando a la parte norte (donde está el Bermejo) se achica hasta quedar con 300 metros.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...