La Justicia Provincial rechazó pasar a la Justicia Federal el caso de tres policías que fueron embestidos por el auto en el que viajaba el jefe de la delegación Salta de la Policía Federal, Renato Costantini, y su pareja, la secretaria del Tribunal Oral en lo Criminal, Mariana Cervera.
La madrugada del sábado 23 de agosto, el auto en el que iban Costantini y Cervera perdió el control en la ruta nacional 68, antes de llegar al lugar donde se estaban realizado pruebas de alcoholemia, sobre la recta de Cánepa.
De acuerdo con la versión de los efectivos que estaban en el puesto, el conductor, que venía a una velocidad elevada, maniobró para evadir el control y los atropelló.
René Gómez, defensor de Mariana Cervera, había pedido que la causa pasara a la Justicia Federal porque el auto en el que viajaban los dos funcionarios era de la Policía Federal.
Fuentes judiciales informaron que el juez Federico Diez, a cargo de la causa, ratificó ayer la competencia de la Justicia Provincial para resolver el caso y rechazó la solicitud de René Gómez.
Si bien no trascendieron los fundamentos, el juez habría basado su decisión en el hecho de que el delito que se investiga, lesiones culposas, es de competencia provincial.
"Mi clienta no está imputada porque viajaba como acompañante", René Gómez, abogado de Cervera.
El defensor de Mariana Cervera informó que Costantini manejaba el auto pero la Policía de la Provincia difundió que era ella la que conducía.
Desde el Poder Judicial detallaron ayer que se tomaron muestras de sangre de Cervera y Costantini, que permanece internado en una clínica privada por los golpes que sufrió en el accidente.
Las pruebas se utilizarán para que el CIF (Cuerpo de Investigadores Fiscales) las coteje con restos de sangre encontrados en las butacas del auto. De esta forma, se comprobaría quién iba al volante.
Ariel Rocabado, uno de los tres policías heridos en el accidente, continuaba ayer en reposo por lesiones en la zona lumbar. El sargento aún debe someterse a estudios médicos para determinar la gravedad de las heridas.
"Iniciamos una querella penal. Por ahora la causa tiene la carátula de lesiones culposas, pero no se descarta que la cambien por un delito más grave", informó Héctor Solaligue, abogado de Ariel Rocabado.
Solaligue también detalló que se está evaluando la magnitud del daño que sufrieron los policías para determinar los próximos pasos a seguir.
Los tres efectivos que realizaban el control de alcoholemia en la recta de Cánepa tuvieron que recibir asistencia médica. Rocabado estuvo internado durante más de 24 horas.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...