A raíz de la muerte de un niño de 2 años de la localidad de Morillo por desnutrición, el exviceministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, consideró que el modelo de asistencia debe repensarse y que se debe contar con estadísticas más reales.
En una entrevista con El Tribuno el licenciado experto en temas de pobreza destacó que las malas mediciones llevan a malas acciones para resolver el problema. "Todavía hay mucha desnutrición en el país".
¿Usted cree que la muerte de Marcos Solís es un hecho aislado?
Argentina tiene dos problemas en lo alimenticio: uno es la mala calidad nutricional, hay mucha cobertura pero por la inflación o los bajos presupuestos los alimentos no son de buena calidad, y otro es que el desafío de acompañar a las casas de pobreza extrema no está cubierto. En este aspecto es necesario cambiar la lógica actual del Estado, deben ir a acompañar a las casas y comunidades más vulnerables. El modelo actual en general es de asistencia, de proveer alimentos o de dar tickets para que la gente los compre. Pero eso sirve para algunos y no es que no lleguen los bolsones, es que hay sectores en extrema pobreza y falta una red de tutores sociales.
¿Hay más desnutrición infantil?
Los casos de desnutrición se están registrando mal, igual que los de pobreza que están subregistrados. Hay más dinero destinado a la acción social sin duda, pero si hay más desnutrición es la metodología lo que hay que cambiar. No hay duda de que hay que registrar bien los casos de desnutrición porque un mal diagnóstico es una mala acción.
¿La responsabilidad es de la provincia, de la Nación o es compartida?
Hoy tenemos un esquema muy centralizado. El 70 por ciento de los recursos lo tiene la Nación, el 23 las provincias y el 7 los municipios. Se necesita una política de mayor descentralización y, en específico a la asistencia alimentaria también hay que descentralizarla. Pero hay que conocer cómo es la situación en cada lugar. Porque lo general es que no registra la realidad como es.
En algunos casos, es desnutrición social, en otros arrancan con problemas de salud. Pero debe ser más un caso de salud. Lo peor en política social es ocultar la realidad porque eso luego se traduce en malas acciones. La Argentina tiene casos de desnutrición importante en distintos puntos del país, hay más casos de lo que parece, pero uno solo los encuentra si va a las casas.
¿Y qué papel juega la inversión en Salud?
Esto no se resuelve con poner más hospitales. Falta articulación entre Salud y Desarrollo Social, más capacitación. La política social argentina está agotada porque el esquema de pedir dinero no está resolviendo los problemas de raíz. Por lo tanto insisto, es importante tener un buen diagnóstico e ir a las casas.
¿Qué piensa del ministerio de Primera Infancia en Salta?
Es una buena iniciativa pero todavía es muy reciente y hay que verlo en la práctica. Lo que yo planteo a nivel nacional es que un 1,5% del PBI debe ser destinado a la primera infancia porque esta requiere de muchos recursos.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...